ojo-vago-banoftal-salud-ocular-

¿Qué es el ojo vago?

¿Qué es el ojo vago?

También conocido como ambliopía, el ojo vago es una de las patologías que se presenta con mayor frecuencia en la etapa de la infancia. Cuando no se diagnostica y trata a tiempo, puede permanecer incluso en la adultez, llegando a causar pérdida total de la visión. Hoy vamos a hablar un poco sobre ella.

Podemos decir que es la disminución de la capacidad visual, ya sea en uno o ambos ojos, como resultado de una baja estimulación durante la etapa de aprendizaje visual. 

ojo-vago-banoftal-salud-ocular-

Todo lo que debes saber

Como ya hemos dicho, se presenta durante la infancia. No obstante, si los niños no reciben un diagnóstico a tiempo, se puede mantener durante la etapa adulta. De hecho, se calcula que afecta alrededor del 4 % de las personas en edad escolar.

Puede que para algunos resulte un poco confuso. Cuando nacemos, nuestro sentido de la vista aún no se ha desarrollado. Al contrario, vamos haciéndolo durante la infancia. De hecho, los estudios calculan que este proceso termina más o menos en 9 años, siendo los primeros 4 años los más importantes.

Para que este proceso de aprendizaje se realice de manera óptima, es necesario que ambos ojos perciban imágenes completamente nítidas y así enviar la información al cerebro. Pero, cuando se presenta alguna interferencia y la imagen no es buena, el cerebro poco a poco irá anulando el desarrollo del ojo afectado. Se conformará con lo poco que vea.

Causas del ojo vago

Algunas de las causas más comunes del ojo vago son:

  • Estrabismo: esto es, cuando el niño desvía uno o los dos ojos. En este caso, el cerebro, para no ver dos imágenes, anula la del ojo afectado.
  • Enfermedades visuales: tales como miopía, astigmatismo o hipermetropía. Cuando hay un error refractivo, la imagen recibida es borrosa. Será la que el cerebro tome y el aprendizaje se verá estancado.
  • Anisometropía: Esto se refiere a la diferencia de tamaño de un ojo con el otro. Afecta al que tiene mayor graduación, transmitiendo una imagen mucho más borrosa. El cerebro escoge el ojo no dominante haciendo que el otro sencillamente no trabaje.
  • Patologías de movimiento: El ojo vago también puede ser causado cuando existen ciertas alteraciones congénitas. Por ejemplo, cataratas, opacidad en la córnea, enfermedades en la retina, entre otros.

Tratamiento del ojo vago

El primer paso para tratar el ojo vago es encontrar la causa. Para casos de refracción, la corrección es con el uso de gafas. Si es un obstáculo visual, como cataratas, la operación es la más indicada.

Posteriormente, tras haber tratado la causa, se procede a la oclusión del ojo sano mediante la utilización de un parche. El tiempo que debe ser empleado, así como las horas, dependen del grado de ambliopía de cada paciente, así como la edad.

También existen otras opciones alternativas a este tratamiento que se conocen como penalización. Consiste en causar una visión borrosa en el ojo sano. Se emplea la utilización de colirio y de este modo, el ojo vago se ve obligado a trabajar.  

 


toallita-ojo-salud-ocular-oftalmo-banoftal

Cómo utilizar las toallitas oftálmicas y para qué sirven

Cómo utilizar las toallitas oftálmicas y para qué sirven

El bienestar general depende de numerosos factores. Uno de ellos tiene que ver con el cuidado de la vista. A través de los ojos recibimos información valiosa de todo lo que nos rodea. Tener una buena salud ocular es sinónimo de calidad de vida.

En el mercado, hay una gran variedad de productos diseñados para prevenir y combatir distintas afecciones. Las toallitas oftálmicas suelen ser muy útiles para mantener limpia esta zona. Pero, ¿cómo utilizarlas? A continuación, se explican todos estos detalles.

toallita-ojo-salud-ocular-oftalmo-banoftal

Las toallitas oftálmicas

Las toallitas oftálmicas están formuladas y testadas dermatológicamente para asegurar la óptima higiene del contorno de los ojos. Vienen envasadas de manera individual y están impregnadas de una solución especial.

Son estériles, cómodas de llevar y aún más de usar. Destacan por su amplio poder limpiador. No irritan la última capa de la epidermis ni erosionan. Están formuladas como el producto ideal para llevar a cabo la higiene diaria de las pieles más sensibles. Son aptas para bebés y destacan por ser hipoalergénicas.

Las toallitas oftálmicas de Bañoftal cuentan con ingredientes completamente naturales que hidratan, humectan y descongestionan. Por otro lado, la acción calmante y antiséptica de sus componentes mitiga las molestias oculares.

La combinación precisa de ácido hialurónico, el agua de hamamelis y el extracto de caléndula contribuye a conseguir excelentes resultados.

Principales indicaciones

Las toallitas oftálmicas se han convertido en aliadas importantes para garantizar el cuidado de los ojos. Ayudan a eliminar todo tipo de impurezas y generalmente son utilizadas para:

  • Higienizar los párpados, pestañas, cejas y toda la zona ocular exterior. Son efectivas para retirar diariamente los residuos de maquillaje o cualquier otro tipo de impurezas acumuladas. Se recomienda llevar a cabo esta práctica dos veces al día: mañana y noche.
  • Mantener limpia la piel en caso de que se produzcan secreciones por inflamaciones, alergias o incluso infecciones en el área ocular. Son ideales para extremar la higiene cuando aparecen patologías oculares como la conjuntivitis, los orzuelos, la blefaritis o cualquier otra de tipo leve.
  • Sirven para limpiar el área antes o después de llevar a cabo cualquier procedimiento quirúrgico oftálmico.

¿Cómo utilizar las toallitas oftálmicas?

A fin de asegurar su máxima eficiencia resulta pertinente seguir las siguientes sugerencias prácticas:

  • Lavar las manos correctamente. Usar jabón y retirarlo con mucha agua.
  • Abrir el sobre y extraer el contenido.
  • Proceder a la higiene de los párpados y las pestañas (preferiblemente frente al espejo) de este modo:
    • Con el ojo cerrado, realizar un masaje suave con movimientos circulares sobre la zona del párpado y las pestañas, desde el ángulo interno al externo. De esta forma, el usuario consigue desprender con mayor facilidad los residuos adheridos.
    • Para limpiar el borde palpebral inferior es muy útil enrollar la toallita en forma de tubo. Luego, hay que pasarla con suavidad sobre el párpado varias veces.
  • Emplear una toallita para cada ojo para evitar que se produzcan posibles contagios.

salud-ocular-dormir-bien-mujer-pantalla

Dormir bien para cuidar tu salud ocular

Dormir bien para cuidar tu salud ocular

Un sueño profundo y reparador es necesario para poder empezar el día con energía y buen humor. Y no solo eso, tu cuerpo lo requiere para funcionar de forma correcta.

Cuando no descansas bien, es posible que se te dificulte hacer tus actividades con concentración y fluidez. Además, tu salud ocular se verá, particularmente, afectada. Tendrás ojeras, los ojos hinchados y posiblemente sientas molestias oculares.

Por eso, si estás teniendo problemas para dormir debes buscar una solución. Y en este artículo te daremos algunos consejos para dormir bien y así cuidar de tus ojos.

salud-ocular-dormir-bien-mujer-pantalla

¿Por qué la calidad de tu sueño afecta a tu salud ocular?

Mientras descansamos suceden muchos procesos relacionados con la reparación y el equilibrio general del organismo. Además, los músculos de los ojos descansan y el sistema ocular se relaja y recarga su energía.

Es por eso que la falta de sueño afecta tu salud ocular. No solo tendrás pesadez, irritación, fatiga visual y sensibilidad a la luz solar. También puede producir irritación y el molesto síndrome del ojo seco.

La fatiga visual y la visión borrosa pueden provocarte dolores de cabeza y dificultades para centrar tu concentración. Además, si tienes tendencia a padecer de ojo seco, tus problemas se intensificarán.

La deficiencia de humedad causada por tener los ojos abiertos durante las horas de la noche evitará que la película lagrimal conserve su uniformidad. Esto te producirá grandes molestias que te impedirán cumplir con tus tareas y obligaciones diarias.

¿Cómo conservar la salud de tus ojos?

Recuerda que debes dormir entre 7 y 8 horas diarias. Esto es fundamental para tus ojos y para tu salud general. Además, es recomendable tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Trata de tener una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras.
  • Si sientes los ojos irritados puedes usar una solución oftálmica que tenga ingredientes de origen natural y biocompatibles. Esto te ayudará a conservar tus ojos hidratados. El baño ocular de Bañoftal es una buena opción.
  • Utiliza gafas que te protejan de los efectos de los rayos solares.
  • Cuando sientas los ojos secos, puedes lubricarlos con unas gotas naturales.
  • Emplea toallitas limpiadoras especiales para la zona que circunda los ojos. Esto eliminará la suciedad sin causarte irritaciones.
  • No abuses de las pantallas. Deja que tus ojos descansen del tipo de luz que estas emanan.

Consejos para mejorar tu sueño

La relación entre la calidad del sueño y tu salud ocular es muy estrecha. De manera que si logras dormir profundamente tus ojos te lo agradecerán. Hay ciertos trucos que te pueden ayudar:

  • Date una ducha tibia antes de dormir.
  • No consumas bebidas estimulantes durante el día.
  • Evita las comidas muy pesadas a la hora de la cena.
  • Haz alguna rutina de ejercicio.
  • Trata de no usar tus dispositivos móviles cuando estés acostado.
  • Realiza un ejercicio de relajación cuando ya estés acostado.
  • Trata de tener en tu habitación una temperatura adecuada.
  • Deja las preocupaciones lejos de tu cama.
  • No tomes siestas demasiado largas.

calendula-flor-planta-salud-ocular

Extractos de plantas que cuidan de tus ojos: Caléndula y Hamamelis

Extractos de plantas que cuidan de tus ojos: Caléndula y Hamamelis

Las molestias oculares generalmente se pueden prevenir mediante cuidados simples. Para ello, la naturaleza contribuye con algunas de sus plantas. Tal es el caso de los extractos de caléndula y hamamelis. Estas suelen emplearse como coadyuvantes en el tratamiento de ojos irritados, cansados o enrojecidos.

Desde la época de la antigua Grecia, muchas de estas han sido utilizadas como fuente medicinal. En conjunto con unos buenos hábitos, pueden convertirse en valiosos aliados para procurar una buena salud ocular.

El uso de remedios naturales podría complementar una rutina de cuidados diarios. He aquí la importancia de conocer un poco más sobre estos.

Flor de Caléndula
Flor de Caléndula

Flor de caléndula para la salud ocular

La caléndula es una planta con fines ornamentales y terapéuticas. Es común en el sur de Europa, donde crece de manera silvestre. Soporta distintas temperaturas, aunque requiere climas cálidos para desarrollarse adecuadamente.

En su estructura química ofrece propiedades antiinflamatorias al contener triterpenos y flavonoides. Por eso, a menudo se emplea para tratar diversas patologías de la piel como roces, escaldaduras e incluso quemaduras leves.

También es conocida por su efecto antibacteriano que ayuda en el tratamiento de los ojos inflamados y resecos. Igualmente, se le atribuye un poder antiséptico con efecto refrescante y humectante para el bienestar visual.

De la caléndula se utilizan las flores y las hojas para preparar infusiones que suelen combinarse con otras hierbas como la manzanilla para aplicarse mediante compresas. Sin embargo, el sector naturista ofrece soluciones oftalmológicas formuladas a base de esta hierba para usarse como colirio.

Hojas de hamamelis para los ojos

El hamamelis es un arbusto pequeño procedente del norte de América. De este árbol se emplean las hojas y la corteza para fines cosméticos. De hecho, se emplea industrialmente en productos de belleza para prevenir o disminuir ojeras y bolsas.

Medicinalmente, es de uso tópico y destaca por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Es conocido por proporcionar alivio y un efecto reparador en los ojos.

Como remedio casero, se prepara un tónico con una porción de hojas secas en agua hirviendo. Una vez frío, se empapan algodones y se colocan directamente en la superficie de los ojos. Por otro lado, también es posible adquirir hamamelis destilado en farmacias y herbolarios. Estas suelen colaborar con el tratamiento de distintas afecciones oculares.

Flor de Hamamelis
Flor de Hamamelis

¿Cuándo utilizar extractos de caléndula y hamamelis en los ojos?

De presentarse alguna irregularidad ocular, lo mejor siempre será visitar al oftalmólogo para una debida evaluación. El especialista será quien establezca un diagnóstico y prescriba el tratamiento más adecuado.  

Mientras tanto, los remedios naturales con caléndula y hamamelis se pueden utilizar de forma preventiva o ante la aparición primaria de algunos de siguientes casos: Enrojecimiento, alergias, cansancio ocular, conjuntivitis, infecciones, exposición prolongada en la pantalla del ordenador, entre otros.

Igualmente, estos extractos naturales pueden ser parte de una rutina diaria de salud y belleza para mantener una mirada sana. Del mismo modo, en caso de que sea asignado algún tratamiento médico, se podrán utilizar estos remedios de forma auxiliar para complementar los cuidados indicados por el especialista.


blefaritis-alergia-ocular-orzuelo-1

Blefaritis: una de las principales causas de ojo seco

Blefaritis: una de las principales causas de ojo seco

Uno de los principales motivos de consulta al oftalmólogo es el ojo seco. La blefaritis es una de las causas que producen esta afección, sobre todo a partir de los 40 años. La enfermedad del ojo seco se asocia a una falta crónica de lubricación y humectación sobre la superficie del ojo.

Este problema ocular se debe en gran medida a la deficiente secreción de las glándulas de Meibomio, que se sitúan en el espesor de los párpados. Son muchos los síntomas que se asocian a la blefaritis, lo que nos obliga a acudir de inmediato a un especialista. 

¿Qué es la blefaritis?

Es una inflamación que se produce en los bordes de los párpados. Es posible que aparezcan escamas gruesas o una especie de úlceras superficiales que causan enrojecimiento e hinchazón en los ojos.

Asimismo, la blefaritis afecta las pestañas y las glándulas del párpado, incluso las de Meibomio. De igual manera, se asocia con importantes alteraciones del biofilm y la concentración bacteriana de la piel. 

También puede ser responsable un ácaro denominado Demodex, que prolifera en algunos pacientes de forma excesiva. Esta enfermedad es más frecuente en mayores de 45 años.

ojo-orzuelo-inflamado-blefaritis-alergia-infectado-rojo-banoftal-1
Blefaritis

Tipos de blefaritis

Es relevante clasificar de manera correcta la blefaritis para realizar el tratamiento adecuado.

Blefaritis anterior

En este caso, se localiza en la parte anterior del borde palpebral y se asocia a una rosácea o dermatitis seborreica, la cual produce un exceso de grasa. De igual manera, puede ser secundaria a infecciones y con el paso del tiempo se puede convertir en un entropión o ectropión que requiere cirugía.

Blefaritis posterior

Este tipo de blefaritis es la que más se asocia al ojo seco. En este caso, las glándulas de Meibomio se obstruyen. Estas son las que producen el componente que confiere calidad a las lágrimas y a la película lagrimal. 

De este modo, aparecen telangiectasias, unas pequeñas venitas sobre el borde palpebral que causan inflamación, un edema ligero o pequeñas costras sobre las pestañas. Por lo general, vemos que se generan orzuelos. 

Blefaritis seborreica

Son alteraciones cutáneas que acumulan lípidos o grasa en la superficie de la piel y de los párpados. Está muy asociada a la sequedad ocular.

Blefaritis escamosa

En esta oportunidad se producen escamas en el borde palpebral, lo que puede causar la pérdida de las pestañas.

Tratamiento

Esta es una enfermedad crónica y no tiene cura. Sin embargo, sus síntomas son controlables, por lo que pueden mejorar de forma discreta. En primer lugar, lo más aconsejable es la limpieza palpebral, por lo que es importante practicar una limpieza a diario de los ojos y del borde palpebral.  

Para ello toallitas como las de Bañoftal pueden ser una buena elección. Poseen una gran capacidad de arrastre, que arrastra impurezas y partículas depositadas en párpados y pestañas, lo que favorece la eliminación del exceso de descamación, seborrea y posibles partículas externas acumuladas.

También se puede realizar un tipo de limpieza denominada microexfoliación, que llega a la base de las pestañas y permite una limpieza duradera. Igualmente, algunos fármacos pueden mejorar la sintomatología.

La luz pulsada es otra opción para combatir la blefaritis, se trata de 3 o 4 tratamientos indoloros a lo largo de 2 meses de unos 5 minutos cada uno. Además, tiene pocas contraindicaciones y ningún efecto secundario.


blefaritis-orzuelo-banoftal-salud-ocular-ojo-seco-rojo-low

Ojo seco y blefaritis: una estrecha relación

Ojo seco y blefaritis: una estrecha relación

Aunque poco se hable de ella, la blefaritis, junto al ojo seco, son de los problemas oculares más comunes entre la población. Lo que pocos saben de estos, es que guardan una estrecha relación, aunque no es que sean precisamente lo mismo.

En el caso de la blefaritis, algunos estudios han determinado que puede ser una de las principales causas del ojo seco, de allí esta relación. Vamos a hablar un poco sobre esta condición y las opciones que hay para manejarla.

 

Todo lo que se debe saber de la blefaritis

Se trata de una inflamación o infección del párpado, que a su vez causa un enrojecimiento o hinchazón en toda el área. 

La principal causa de la blefaritis es el mal funcionamiento de las llamadas glándulas de Meibomio. Estas se encuentran justo en el margen del párpado y tiene una función específica: Producir una especie de secreción que se encargue de lubricar esta zona, evitando de esta forma que las lágrimas se evaporen.

Cuando las glándulas sufren alguna obstrucción, las secreciones se estancan o acumulan y forman sustancias ácidas que causan irritación en el ojo. La respuesta será segregar proteínas y mucosas que poco a poco se irán acumulando en la zona lateral de los párpados.

Consecuencias

Podríamos decir que la blefaritis es la acumulación de bacterias. Trae diferentes consecuencias como molestias ligeras en el ojo o incluso problemas de visión bastante graves, tales como:

  • Ojo seco: El ojo afectado con blefaritis se vuelve incapaz de producir lágrimas suficientes para mantener el ojo hidratado. También puede ocurrir que las que produce no son de la suficiente calidad para cumplir con su función.
  • Chalazión: Se trata de una secreción inflamatoria con textura grasa que se genera en las glándulas de los párpados.
  • Orzuelo: Protuberancia de color rojizo, bastante dolorosa que se produce como consecuencia de la infección generada.

Como puedes ver, la relación del ojo seco y la blefaritis es más que evidente. Al haber déficit de lágrimas, la sequedad empieza a sentirse y empiezan los síntomas.

Tratamiento

A pesar de ser considerada como una condición crónica, la blefaritis puede ser controlada aplicando diferentes medidas, sobre todo higiénicas.

Entre las principales recomendaciones, destacan:

  • Limpiar los párpados con compresas calientes o toallas limpias.
  • Pomadas relajantes o antibióticas, según sea el cuadro específico de cada paciente.
  • Micro exfoliación palpebral: Se trata de una limpieza intensa y precisa. El especialista se encarga de exfoliar las pestañas y los párpados, ayudando a disolver las sustancias que provoquen la obstrucción de las glándulas.
  • Consumir mayor cantidad de Omega 3: Diversos estudios han determinado que algunos pacientes con esta condición pueden mejorar cuando aumentan el consumo de Omega 3. Esto es gracias a que las glándulas sebáceas trabajarán de mejor forma.

 Alternativa quirúrgica

Cuando los casos son mucho más complejos o severos, hay una alternativa quirúrgica que puede mejorar mucho el panorama. Además, ayudará a mejorar un poco la parte estética de la zona al mismo tiempo.

Esta operación es bastante sencilla, de tipo ambulatorio y un proceso de recuperación bastante rápido.