ojo-vago-banoftal-salud-ocular-

¿Qué es el ojo vago?

¿Qué es el ojo vago?

También conocido como ambliopía, el ojo vago es una de las patologías que se presenta con mayor frecuencia en la etapa de la infancia. Cuando no se diagnostica y trata a tiempo, puede permanecer incluso en la adultez, llegando a causar pérdida total de la visión. Hoy vamos a hablar un poco sobre ella.

Podemos decir que es la disminución de la capacidad visual, ya sea en uno o ambos ojos, como resultado de una baja estimulación durante la etapa de aprendizaje visual. 

ojo-vago-banoftal-salud-ocular-

Todo lo que debes saber

Como ya hemos dicho, se presenta durante la infancia. No obstante, si los niños no reciben un diagnóstico a tiempo, se puede mantener durante la etapa adulta. De hecho, se calcula que afecta alrededor del 4 % de las personas en edad escolar.

Puede que para algunos resulte un poco confuso. Cuando nacemos, nuestro sentido de la vista aún no se ha desarrollado. Al contrario, vamos haciéndolo durante la infancia. De hecho, los estudios calculan que este proceso termina más o menos en 9 años, siendo los primeros 4 años los más importantes.

Para que este proceso de aprendizaje se realice de manera óptima, es necesario que ambos ojos perciban imágenes completamente nítidas y así enviar la información al cerebro. Pero, cuando se presenta alguna interferencia y la imagen no es buena, el cerebro poco a poco irá anulando el desarrollo del ojo afectado. Se conformará con lo poco que vea.

Causas del ojo vago

Algunas de las causas más comunes del ojo vago son:

  • Estrabismo: esto es, cuando el niño desvía uno o los dos ojos. En este caso, el cerebro, para no ver dos imágenes, anula la del ojo afectado.
  • Enfermedades visuales: tales como miopía, astigmatismo o hipermetropía. Cuando hay un error refractivo, la imagen recibida es borrosa. Será la que el cerebro tome y el aprendizaje se verá estancado.
  • Anisometropía: Esto se refiere a la diferencia de tamaño de un ojo con el otro. Afecta al que tiene mayor graduación, transmitiendo una imagen mucho más borrosa. El cerebro escoge el ojo no dominante haciendo que el otro sencillamente no trabaje.
  • Patologías de movimiento: El ojo vago también puede ser causado cuando existen ciertas alteraciones congénitas. Por ejemplo, cataratas, opacidad en la córnea, enfermedades en la retina, entre otros.

Tratamiento del ojo vago

El primer paso para tratar el ojo vago es encontrar la causa. Para casos de refracción, la corrección es con el uso de gafas. Si es un obstáculo visual, como cataratas, la operación es la más indicada.

Posteriormente, tras haber tratado la causa, se procede a la oclusión del ojo sano mediante la utilización de un parche. El tiempo que debe ser empleado, así como las horas, dependen del grado de ambliopía de cada paciente, así como la edad.

También existen otras opciones alternativas a este tratamiento que se conocen como penalización. Consiste en causar una visión borrosa en el ojo sano. Se emplea la utilización de colirio y de este modo, el ojo vago se ve obligado a trabajar.  

 


toallita-ojo-salud-ocular-oftalmo-banoftal

Cómo utilizar las toallitas oftálmicas y para qué sirven

Cómo utilizar las toallitas oftálmicas y para qué sirven

El bienestar general depende de numerosos factores. Uno de ellos tiene que ver con el cuidado de la vista. A través de los ojos recibimos información valiosa de todo lo que nos rodea. Tener una buena salud ocular es sinónimo de calidad de vida.

En el mercado, hay una gran variedad de productos diseñados para prevenir y combatir distintas afecciones. Las toallitas oftálmicas suelen ser muy útiles para mantener limpia esta zona. Pero, ¿cómo utilizarlas? A continuación, se explican todos estos detalles.

toallita-ojo-salud-ocular-oftalmo-banoftal

Las toallitas oftálmicas

Las toallitas oftálmicas están formuladas y testadas dermatológicamente para asegurar la óptima higiene del contorno de los ojos. Vienen envasadas de manera individual y están impregnadas de una solución especial.

Son estériles, cómodas de llevar y aún más de usar. Destacan por su amplio poder limpiador. No irritan la última capa de la epidermis ni erosionan. Están formuladas como el producto ideal para llevar a cabo la higiene diaria de las pieles más sensibles. Son aptas para bebés y destacan por ser hipoalergénicas.

Las toallitas oftálmicas de Bañoftal cuentan con ingredientes completamente naturales que hidratan, humectan y descongestionan. Por otro lado, la acción calmante y antiséptica de sus componentes mitiga las molestias oculares.

La combinación precisa de ácido hialurónico, el agua de hamamelis y el extracto de caléndula contribuye a conseguir excelentes resultados.

Principales indicaciones

Las toallitas oftálmicas se han convertido en aliadas importantes para garantizar el cuidado de los ojos. Ayudan a eliminar todo tipo de impurezas y generalmente son utilizadas para:

  • Higienizar los párpados, pestañas, cejas y toda la zona ocular exterior. Son efectivas para retirar diariamente los residuos de maquillaje o cualquier otro tipo de impurezas acumuladas. Se recomienda llevar a cabo esta práctica dos veces al día: mañana y noche.
  • Mantener limpia la piel en caso de que se produzcan secreciones por inflamaciones, alergias o incluso infecciones en el área ocular. Son ideales para extremar la higiene cuando aparecen patologías oculares como la conjuntivitis, los orzuelos, la blefaritis o cualquier otra de tipo leve.
  • Sirven para limpiar el área antes o después de llevar a cabo cualquier procedimiento quirúrgico oftálmico.

¿Cómo utilizar las toallitas oftálmicas?

A fin de asegurar su máxima eficiencia resulta pertinente seguir las siguientes sugerencias prácticas:

  • Lavar las manos correctamente. Usar jabón y retirarlo con mucha agua.
  • Abrir el sobre y extraer el contenido.
  • Proceder a la higiene de los párpados y las pestañas (preferiblemente frente al espejo) de este modo:
    • Con el ojo cerrado, realizar un masaje suave con movimientos circulares sobre la zona del párpado y las pestañas, desde el ángulo interno al externo. De esta forma, el usuario consigue desprender con mayor facilidad los residuos adheridos.
    • Para limpiar el borde palpebral inferior es muy útil enrollar la toallita en forma de tubo. Luego, hay que pasarla con suavidad sobre el párpado varias veces.
  • Emplear una toallita para cada ojo para evitar que se produzcan posibles contagios.

salud-ocular-dormir-bien-mujer-pantalla

Dormir bien para cuidar tu salud ocular

Dormir bien para cuidar tu salud ocular

Un sueño profundo y reparador es necesario para poder empezar el día con energía y buen humor. Y no solo eso, tu cuerpo lo requiere para funcionar de forma correcta.

Cuando no descansas bien, es posible que se te dificulte hacer tus actividades con concentración y fluidez. Además, tu salud ocular se verá, particularmente, afectada. Tendrás ojeras, los ojos hinchados y posiblemente sientas molestias oculares.

Por eso, si estás teniendo problemas para dormir debes buscar una solución. Y en este artículo te daremos algunos consejos para dormir bien y así cuidar de tus ojos.

salud-ocular-dormir-bien-mujer-pantalla

¿Por qué la calidad de tu sueño afecta a tu salud ocular?

Mientras descansamos suceden muchos procesos relacionados con la reparación y el equilibrio general del organismo. Además, los músculos de los ojos descansan y el sistema ocular se relaja y recarga su energía.

Es por eso que la falta de sueño afecta tu salud ocular. No solo tendrás pesadez, irritación, fatiga visual y sensibilidad a la luz solar. También puede producir irritación y el molesto síndrome del ojo seco.

La fatiga visual y la visión borrosa pueden provocarte dolores de cabeza y dificultades para centrar tu concentración. Además, si tienes tendencia a padecer de ojo seco, tus problemas se intensificarán.

La deficiencia de humedad causada por tener los ojos abiertos durante las horas de la noche evitará que la película lagrimal conserve su uniformidad. Esto te producirá grandes molestias que te impedirán cumplir con tus tareas y obligaciones diarias.

¿Cómo conservar la salud de tus ojos?

Recuerda que debes dormir entre 7 y 8 horas diarias. Esto es fundamental para tus ojos y para tu salud general. Además, es recomendable tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Trata de tener una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras.
  • Si sientes los ojos irritados puedes usar una solución oftálmica que tenga ingredientes de origen natural y biocompatibles. Esto te ayudará a conservar tus ojos hidratados. El baño ocular de Bañoftal es una buena opción.
  • Utiliza gafas que te protejan de los efectos de los rayos solares.
  • Cuando sientas los ojos secos, puedes lubricarlos con unas gotas naturales.
  • Emplea toallitas limpiadoras especiales para la zona que circunda los ojos. Esto eliminará la suciedad sin causarte irritaciones.
  • No abuses de las pantallas. Deja que tus ojos descansen del tipo de luz que estas emanan.

Consejos para mejorar tu sueño

La relación entre la calidad del sueño y tu salud ocular es muy estrecha. De manera que si logras dormir profundamente tus ojos te lo agradecerán. Hay ciertos trucos que te pueden ayudar:

  • Date una ducha tibia antes de dormir.
  • No consumas bebidas estimulantes durante el día.
  • Evita las comidas muy pesadas a la hora de la cena.
  • Haz alguna rutina de ejercicio.
  • Trata de no usar tus dispositivos móviles cuando estés acostado.
  • Realiza un ejercicio de relajación cuando ya estés acostado.
  • Trata de tener en tu habitación una temperatura adecuada.
  • Deja las preocupaciones lejos de tu cama.
  • No tomes siestas demasiado largas.

calendula-flor-planta-salud-ocular

Extractos de plantas que cuidan de tus ojos: Caléndula y Hamamelis

Extractos de plantas que cuidan de tus ojos: Caléndula y Hamamelis

Las molestias oculares generalmente se pueden prevenir mediante cuidados simples. Para ello, la naturaleza contribuye con algunas de sus plantas. Tal es el caso de los extractos de caléndula y hamamelis. Estas suelen emplearse como coadyuvantes en el tratamiento de ojos irritados, cansados o enrojecidos.

Desde la época de la antigua Grecia, muchas de estas han sido utilizadas como fuente medicinal. En conjunto con unos buenos hábitos, pueden convertirse en valiosos aliados para procurar una buena salud ocular.

El uso de remedios naturales podría complementar una rutina de cuidados diarios. He aquí la importancia de conocer un poco más sobre estos.

Flor de Caléndula
Flor de Caléndula

Flor de caléndula para la salud ocular

La caléndula es una planta con fines ornamentales y terapéuticas. Es común en el sur de Europa, donde crece de manera silvestre. Soporta distintas temperaturas, aunque requiere climas cálidos para desarrollarse adecuadamente.

En su estructura química ofrece propiedades antiinflamatorias al contener triterpenos y flavonoides. Por eso, a menudo se emplea para tratar diversas patologías de la piel como roces, escaldaduras e incluso quemaduras leves.

También es conocida por su efecto antibacteriano que ayuda en el tratamiento de los ojos inflamados y resecos. Igualmente, se le atribuye un poder antiséptico con efecto refrescante y humectante para el bienestar visual.

De la caléndula se utilizan las flores y las hojas para preparar infusiones que suelen combinarse con otras hierbas como la manzanilla para aplicarse mediante compresas. Sin embargo, el sector naturista ofrece soluciones oftalmológicas formuladas a base de esta hierba para usarse como colirio.

Hojas de hamamelis para los ojos

El hamamelis es un arbusto pequeño procedente del norte de América. De este árbol se emplean las hojas y la corteza para fines cosméticos. De hecho, se emplea industrialmente en productos de belleza para prevenir o disminuir ojeras y bolsas.

Medicinalmente, es de uso tópico y destaca por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Es conocido por proporcionar alivio y un efecto reparador en los ojos.

Como remedio casero, se prepara un tónico con una porción de hojas secas en agua hirviendo. Una vez frío, se empapan algodones y se colocan directamente en la superficie de los ojos. Por otro lado, también es posible adquirir hamamelis destilado en farmacias y herbolarios. Estas suelen colaborar con el tratamiento de distintas afecciones oculares.

Flor de Hamamelis
Flor de Hamamelis

¿Cuándo utilizar extractos de caléndula y hamamelis en los ojos?

De presentarse alguna irregularidad ocular, lo mejor siempre será visitar al oftalmólogo para una debida evaluación. El especialista será quien establezca un diagnóstico y prescriba el tratamiento más adecuado.  

Mientras tanto, los remedios naturales con caléndula y hamamelis se pueden utilizar de forma preventiva o ante la aparición primaria de algunos de siguientes casos: Enrojecimiento, alergias, cansancio ocular, conjuntivitis, infecciones, exposición prolongada en la pantalla del ordenador, entre otros.

Igualmente, estos extractos naturales pueden ser parte de una rutina diaria de salud y belleza para mantener una mirada sana. Del mismo modo, en caso de que sea asignado algún tratamiento médico, se podrán utilizar estos remedios de forma auxiliar para complementar los cuidados indicados por el especialista.


blefaritis-alergia-ocular-orzuelo-1

Blefaritis: una de las principales causas de ojo seco

Blefaritis: una de las principales causas de ojo seco

Uno de los principales motivos de consulta al oftalmólogo es el ojo seco. La blefaritis es una de las causas que producen esta afección, sobre todo a partir de los 40 años. La enfermedad del ojo seco se asocia a una falta crónica de lubricación y humectación sobre la superficie del ojo.

Este problema ocular se debe en gran medida a la deficiente secreción de las glándulas de Meibomio, que se sitúan en el espesor de los párpados. Son muchos los síntomas que se asocian a la blefaritis, lo que nos obliga a acudir de inmediato a un especialista. 

¿Qué es la blefaritis?

Es una inflamación que se produce en los bordes de los párpados. Es posible que aparezcan escamas gruesas o una especie de úlceras superficiales que causan enrojecimiento e hinchazón en los ojos.

Asimismo, la blefaritis afecta las pestañas y las glándulas del párpado, incluso las de Meibomio. De igual manera, se asocia con importantes alteraciones del biofilm y la concentración bacteriana de la piel. 

También puede ser responsable un ácaro denominado Demodex, que prolifera en algunos pacientes de forma excesiva. Esta enfermedad es más frecuente en mayores de 45 años.

ojo-orzuelo-inflamado-blefaritis-alergia-infectado-rojo-banoftal-1
Blefaritis

Tipos de blefaritis

Es relevante clasificar de manera correcta la blefaritis para realizar el tratamiento adecuado.

Blefaritis anterior

En este caso, se localiza en la parte anterior del borde palpebral y se asocia a una rosácea o dermatitis seborreica, la cual produce un exceso de grasa. De igual manera, puede ser secundaria a infecciones y con el paso del tiempo se puede convertir en un entropión o ectropión que requiere cirugía.

Blefaritis posterior

Este tipo de blefaritis es la que más se asocia al ojo seco. En este caso, las glándulas de Meibomio se obstruyen. Estas son las que producen el componente que confiere calidad a las lágrimas y a la película lagrimal. 

De este modo, aparecen telangiectasias, unas pequeñas venitas sobre el borde palpebral que causan inflamación, un edema ligero o pequeñas costras sobre las pestañas. Por lo general, vemos que se generan orzuelos. 

Blefaritis seborreica

Son alteraciones cutáneas que acumulan lípidos o grasa en la superficie de la piel y de los párpados. Está muy asociada a la sequedad ocular.

Blefaritis escamosa

En esta oportunidad se producen escamas en el borde palpebral, lo que puede causar la pérdida de las pestañas.

Tratamiento

Esta es una enfermedad crónica y no tiene cura. Sin embargo, sus síntomas son controlables, por lo que pueden mejorar de forma discreta. En primer lugar, lo más aconsejable es la limpieza palpebral, por lo que es importante practicar una limpieza a diario de los ojos y del borde palpebral.  

Para ello toallitas como las de Bañoftal pueden ser una buena elección. Poseen una gran capacidad de arrastre, que arrastra impurezas y partículas depositadas en párpados y pestañas, lo que favorece la eliminación del exceso de descamación, seborrea y posibles partículas externas acumuladas.

También se puede realizar un tipo de limpieza denominada microexfoliación, que llega a la base de las pestañas y permite una limpieza duradera. Igualmente, algunos fármacos pueden mejorar la sintomatología.

La luz pulsada es otra opción para combatir la blefaritis, se trata de 3 o 4 tratamientos indoloros a lo largo de 2 meses de unos 5 minutos cada uno. Además, tiene pocas contraindicaciones y ningún efecto secundario.


linea-banoftal-salud-ocular-productos

La gama Bañoftal para el cuidado ocular

La gama Bañoftal para el cuidado ocular

En Bañoftal llevamos 75 años desarrollando soluciones oftálmicas para satisfacer las necesidades que envuelve conservar una buena salud ocular. Por eso, contamos con la experiencia y los conocimientos necesarios para crear productos eficaces, seguros y de uso sencillo.

Nuestra gama completa para salud ocular

Los productos que componen nuestra gama de cuidado completo de los ojos respetan el equilibrio natural de estos. Todos han sido creados a base de fórmulas avanzadas con componentes biocompatibles y otros que tienen un origen natural.

Gracias a una investigación científica sólida, hemos ideado y desarrollado productos que contribuyen de distintas formas al bienestar ocular, evitando generar efectos no deseados. Cada uno de ellos cumple una función específica. Por ejemplo, de hidratación, protección, limpieza o lubricación de los ojos.

Multidosis para ojo seco

Hay diferentes factores que pueden influir en que exista sequedad ocular. Entre ellos están los ambientales (como el viento y el humo) y los mecánicos (como usar lentes de contacto). Nuestras gotas hidratantes multidosis pueden aplicarse para combatir la sequedad ocular.

Monodosis para ojo seco

El estrés visual y el envejecimiento también producen sequedad ocular y hacen necesario utilizar gotas hidratantes. Nuestro producto monodosis para ojo seco puede usarse aplicando 1 gota o 2 gotas para cada ojo. Su formato evita la posible caducidad del producto abierto, además de ser ideal para llevar en el bolso.

Lubricante ocular

La fórmula de nuestro lubricante ocular se ha diseñado especialmente para humectar y lubricar los ojos con cansancio visual. Esta contrarresta los efectos negativos que producen los ambientes muy secos, como la fatiga ocular, el enrojecimiento y el picor.

Lubricante ocular

Para ojos irritados

Los ojos pueden irritarse por diversas razones, entre ellas la sequedad, el enrojecimiento y la alergia. Sin embargo, nuestra gama cuenta con gotas oftálmicas que reducen la irritación y restaura los tejidos.  

Baño ocular

Una de las históricas soluciones, el “Spa” de Bañoftal. La solución pensada para mantener la higiene de los ojos y producir alivio ante las molestias oculares. Lo que abarca la conjuntivitis, las alergias, las leves afecciones oculares y la fatiga ocular. Este producto limpia el ojo a profundidad, lo revitaliza y le aporta frescor de manera inmediata. Es el único formato del mercado que facilita la aplicación ocular.

Bano ocular

Toallitas

Las toallitas oftálmicas también favorecen el cuidado y la higiene de los párpados, el borde palpebral y las pestañas. Estas pueden usarse previa y posteriormente a una cirugía ocular. Pero igualmente, se recomienda su uso diario para quitar las impurezas que se acumulan en esa zona tan delicada.

TOALLITAS-BAÑOFTAL

Blue Light Protect

La exposición a la luz del sol y a la luz azul de las pantallas es prácticamente inevitable y perjudicial. Pero en nuestra gama de productos contamos con una de las últimas innovaciones, Bañoftal Blue Light Protect, gotas que ofrecen una acción protectora, humectante y antioxidante sobre los ojos. Así se reducen los daños que produce la sobreexposición a esos tipos de luz.

Nuestra gama de productos sirven para garantizar una salud ocular óptima. Siempre hemos usado ingredientes con origen natural, así como técnicas, envases y materiales innovadores. Nuestro objetivo es obtener los mejores resultados posibles, y nos comprometemos estrictamente a lograrlo.


patologias-oculares-frecuentes-en-el-mundo-bañoftal

Patologías oculares frecuentes en el mundo

Patologías oculares frecuentes en el mundo

Son múltiples las afecciones y enfermedades que pueden generarse en los ojos. En algunas ocasiones, algunas afecciones pueden pasar desapercibidas porque no generan grandes molestias. No obstante, el hecho de no atenderlas a tiempo, en algunos casos, puede desencadenar un problema mayor.

En los adultos es común la conjuntivitis y los errores de refracción como la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía. Igualmente, el ojo seco y las cataratas son enfermedades frecuentes del ojo. Mientras que en la población infantil se pueden observar niños con miopía, hipermetropía, astigmatismo, ambliopía u ojo vago, así como con padecimientos de estrabismo.

patologias-oculares-frecuentes-en-el-mundo-banoftal

¿Qué enfermedades oculares son más frecuentes?

Algunos de los problemas en los ojos son inocuos y transitorios, mientras que otros pueden ser crónicos e incluso pueden comprometer seriamente la visión. Una de las particularidades de las enfermedades de la vista es que tienen síntomas muy similares, por lo que es difícil diferenciar una afección de otra. De ahí la imperante necesidad de visitar a un oftalmólogo. 

A continuación, se describen las patologías más comunes del ojo:

  • Miopía: Esta es una de las más frecuentes y se presenta cuando el punto de enfoque está por delante de la retina. Esto se debe a que el ojo es muy largo o la curvatura de la córnea es muy acentuada. Sin embargo, en ambas situaciones se afecta la visión de lejos y los objetos cercanos sí se ven con facilidad.
  • Hipermetropía: Este caso es contrario a la miopía, ya que el enfoque está por detrás de la retina. La córnea es casi plana por su poca curvatura, o en su defecto el ojo es muy corto. Los adultos ven los objetos lejanos y cercanos borrosos, mientras que los niños y jóvenes pueden ver de forma clara por su capacidad para la acomodación.
  • Astigmatismo: Este problema se presenta cuando los rayos de luz inciden en puntos distintos de la retina. Las causas pueden ser variables, desde una córnea no «esférica» hasta problemas en la forma del cristalino. En este caso la visión es borrosa y las imágenes se enfocan delante y detrás de la retina.
  • Presbicia: Esta enfermedad se presenta cuando el cristalino pierde su capacidad de acomodación para objetos cercanos. Por lo general, esta condición se produce durante la vejez, sobre todo, entre los 50 y 60 años. 

Infecciones en los ojos

También es frecuente que los ojos puedan sufrir alguna infección como la conjuntivitis o la celulitis. En el caso de la primera es una de las más conocidas y causa inflamación en los ojos. Las causas pueden ser variadas y van desde infecciones por virus, bacterias, hongos o alérgenos. También se puede producir por el uso de lentes de contacto o sustancias químicas. 

En el caso de la celulitis es una infección de la grasa y de los músculos del ojo. Es una enfermedad que se debe atender de inmediato. Si no se recibe tratamiento temprano se puede extender hasta las cejas y las mejillas. 

Existen 2 celulitis: La periorbitaria o preseptal, que no compromete la órbita; y la celulitis orbitaria o postseptal, que es una inflamación de los elementos situados en la órbita como el globo ocular, el nervio óptico y los vasos sanguíneos.

Otras enfermedades graves de los ojos

El glaucoma y la catarata son las enfermedades más graves que afectan la visión e incluso pueden generar la pérdida total de la vista. La catarata es una opacidad del cristalino que compromete la visión. En algunos casos, puede ser congénita o adquirida por degeneración. Es una de las primeras causas de ceguera en todo el mundo.

Mientras que los glaucomas son problemas oculares que comprometen de forma progresiva el nervio óptico por un aumento de la presión intraocular (PIO). Esta enfermedad puede aparecer en cualquier edad. No obstante, afecta mayormente a las personas de 60 años o más.


cuida-de-tus-ojos-en-otono-alergia-otonal-y-otros-sintomas-bañoftal

Cuida de tus ojos en otoño: alergia otoñal y otros síntomas

Cuida de tus ojos en otoño: alergia otoñal y otros síntomas

Con el otoño llegan nuevos colores, vientos y temperaturas ligeramente más frías, pero también llegan las alergias causadas por el moho, así como procesos catarrales. Lo que puede causar molestias en el normal funcionamiento ocular.

Por eso, es importante tener un plan que te ayude a controlar estos síntomas. Lo primero es entender la causa de esas alergias y tomar medidas sencillas para que puedas disfrutar de esta hermosa época del año sin obstáculos.

cuida-de-tus-ojos-en-otono-alergia-otonal-y-otros-sintomas-bañoftal

¿Por qué nuestros ojos se ven más afectados durante el otoño?

Durante el otoño muchas personas con tendencia a las alergias oculares se ven mucho más afectadas que en otras épocas del año. Esto se debe al incremento de la humedad y al aumento de alérgenos como el polen de la ambrosía, los ácaros y el moho.

  • Polen de la ambrosía: La ambrosía inicia la polinización a finales del verano y se mantiene hasta finales de octubre. Esto genera buenas cantidades de polen que puede viajar por el aire cientos de kilómetros, provocando estragos en los ojos de personas alérgicas.
  • Moho: Por el aumento de la humedad, el moho se desarrolla con mayor facilidad. No solo dentro del hogar, también en los exteriores, sobre todo en los montículos de hojas secas.
  • Ácaros del polvo: La humedad ayuda a la proliferación de los ácaros. Estos crecen en los filtros de los quemadores y se liberan cuando se empieza a utilizar la calefacción luego del verano.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia otoñal?

La salud de los ojos es esencial para mantener una buena calidad de vida. Por eso, es importante buscar soluciones sencillas, naturales y seguras para evitar los molestos síntomas de las alergias propias del otoño.

Entre los síntomas más comunes están los siguientes:

  • Ojos rojos e irritados
  • Lagrimeo constante y goteo nasal
  • Picazón y ardor
  • Sequedad ocular, sobre todo en horas de la mañana.
  • Fatiga visual y dolores de cabeza.

Aunque estos síntomas no son severos, sí pueden evitar que lleves a cabo tus tareas cotidianas con tranquilidad y eficiencia.  

Consejos para cuidar tus ojos en otoño

Para terminar, te dejamos algunos consejos para cuidar tus ojos en otoño.

  • Es recomendable utilizar una solución oftálmica a base de ingredientes de origen natural y bio-compatibles. Por ejemplo, Bañoftal te ayudará a mantener tus ojos limpios, hidratados y protegidos. Es muy útil para disminuir las reacciones alérgicas.
  • Mantén limpio tu hogar. Utiliza la aspiradora todos los días para evitar la acumulación de ácaros, polvo y polen.
  • Usa un filtro de aire limpio en la calefacción tan pronto inicie la temporada de frío.
  • Intenta tener las puertas y ventanas cerradas hasta el mediodía. Este es el momento en el que el polen se esparce con mayor intensidad.
  • Es recomendable lavar tus ojos continuamente, emplear unas gotas para evitar la sequedad y la picazón. También puedes usar  toallitas limpiadoras especiales para la zona.
  • Utiliza gafas para salir a la calle.

temblor-ocular-o-por-que-a-veces-nos-tiemblan-los-ojos-bañoftal

Temblor ocular, o por qué a veces nos tiemblan los ojos

Temblor ocular, o por qué a veces nos tiemblan los ojos

Los ojos son órganos sensoriales de extrema importancia que forman parte del complejo sistema visual. A través de ellos, una persona puede ver todo lo que está a su alrededor y tener una percepción individual del entorno.

Un síntoma que podría aparecer en determinado momento y de manera involuntaria es el temblor ocular. Pero, ¿por qué nos tiemblan los ojos a veces?, ¿cuáles son las principales causas de esta condición?, ¿qué hacer al respecto? En las siguientes líneas respondemos a todas estas cuestiones.

temblor-ocular-o-por-que-a-veces-nos-tiemblan-los-ojos-bañoftal

El temblor ocular

El temblor ocular, también conocido como tic en el ojo o mioquimia orbicular, consiste en una serie de espasmos. Estos se producen de forma repetitiva y rítmica en los músculos que rodean el ojo. En otras palabras, una anomalía en la función del párpado. El temblor en el ojo suele ser muy molesto y se manifiesta sin previo aviso. 

Se recomienda consultar a un especialista en oftalmología en caso de que los síntomas no desaparezcan después de una semana. Igualmente, es preferible consultar si los espasmos consiguen cerrar por completo el párpado o que afecte alguna otra parte del rostro.

Principales causas de los espasmos involuntarios en el ojo

Las causas más comunes de un espasmo ocular tienen que ver con:

  • La deficiencia de determinadas vitaminas o minerales.
  • El consumo excesivo de alcohol, cafeína u otras bebidas estimulantes.
  • El abuso de las pantallas. La exposición prolongada a diferentes dispositivos como el ordenador, el televisor, la tablet o incluso el smartphone, en poco tiempo pasan factura. En estos casos, la fatiga ocular se hace presente.
  • El descanso inadecuado o pocas horas de sueño.
  • La sequedad ocular podría provocar la irritación de la zona y, en consecuencia, el parpadeo involuntario.
  • Altos niveles de estrés, ansiedad o angustia.
  • Algunos trastornos del sistema nervioso producen contracciones más intensas hasta el punto de cerrar en su totalidad el párpado. A esto último se le conoce como blefaroespasmo.
  • Las alergias a veces generan lagrimeo, picor o enrojecimiento. En tales circunstancias, es común frotar el ojo. Esto provoca la liberación de histamina hacia su interior y la aparición del posible espasmo.

¿Se puede prevenir el temblor en el ojo?

Para evitar los movimientos involuntarios es necesario proteger y cuidar el ojo. Seguir estas recomendaciones puede ser muy útil:

  • Descansar suficiente. Dormir unas 8 horas al día.
  • Evitar la alta exposición a pantallas. La luz que irradian estos dispositivos son perjudiciales para la salud ocular. Realizar pausas para descansar tras unos 60 minutos de exposición.
  • Mantener lubricado el ojo con lágrimas artificiales o soluciones naturales que impidan la sequedad ocular.
  • Hacer un buen uso de las lentillas y no exceder el número de horas diarias sugeridas.
  • Evitar situaciones estresantes. Controlar la ansiedad a través de distintas técnicas de relajación, practicar algún deporte o cualquier otra actividad que propicie el bienestar.
  • Limitar el consumo de cafeína, tabaco, alcohol o diferentes sustancias estimulantes.

Una buena salud ocular, la clave.

Durante los últimos 75 años, en Bañoftal hemos trabajado e investigado para ofrecer soluciones oftalmológicas de alta calidad. Fórmulas naturales que contribuyen a mantener la higiene ocular y combatir el ojo seco, irritado o cansado.

Y es que mantener una buena salud ocular es esencial para ver la vida de la mejor forma.


salud-ocular-patologias-de-los-ojos-mas-frecuentes-en-otono-banoftal

Salud ocular: patologías de los ojos más frecuentes en otoño

Salud ocular: patologías de los ojos más frecuentes en otoño

Cada estación del año puede traer consigo la aparición de algunas afecciones oculares por las condiciones ambientales propias de cada temporada. Particularmente en otoño, cuando las temperaturas son más frescas y las hojas comienzan a caer, problemas como alergias pueden iniciar molestias en los ojos en personas de cualquier edad.

Otros factores, como la contaminación o la alta vaporización que existe en esta época del año, pueden contribuir al desarrollo de ciertas patologías. Algunas de estas pueden ser irritaciones, enrojecimiento, lagrimeo o fatiga visual.

Aunque estos cuadros se pueden prevenir, una vez que aparecen necesitarán de algunos cuidados para paliar mayores complicaciones.

salud-ocular-patologias-de-los-ojos-mas-frecuentes-en-otono-bañoftal

Síndrome del ojo seco

La sequedad ocular suele ser una de las patologías más frecuentes durante el otoño. Se caracteriza por una escasa lubricación natural en la superficie de la córnea. Esto ocurre cuando las glándulas de Meibomio no producen correctamente la sustancia aceitosa que evita que la capa lagrimal se evapore antes de tiempo.

Como consecuencia, quien lo padece tiene la sensación de tener pequeñas partículas de sedimentos dentro del ojo que interfieren con la visión. 

Las principales causas otoñales que la incentivan pueden ser: El cambio de temperatura, la humedad en el ambiente y la exposición a los vientos fuertes.

Orzuelo

El orzuelo es otra patología común durante la época. Esta se manifiesta con la formación repentina de una pequeña carnosidad en el borde del párpado. Suele producir dolor, inflamación y enrojecimiento.

Se origina por la infección de las glándulas de Meibomio o de un folículo piloso. Dependiendo del caso, se puede presentar orzuelo interno u orzuelo externo. El primero crece por dentro del párpado, y la segunda brota visiblemente hacia afuera.

Esta afección es pasajera, suele durar alrededor de una semana. Es propensa a empeorar en épocas de estrés como el otoño, cuando se retoman las clases y las actividades cotidianas.  

Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica se caracteriza por el enrojecimiento de la córnea y se produce como reacción ante el contacto con algún alérgeno. Entre los síntomas que la acompañan están el ardor, el picor y la sensibilidad a la luz. También pueden estar presentes la hinchazón o el lagrimeo incontrolado.

Es una patología muy típica de la temporada otoñal, ya que durante esta aumenta la incidencia de la alergia a los ácaros. Las lluvias y las temperaturas suaves propician la proliferación de estos microorganismos en el ambiente.

Cualquier persona puede desarrollar una conjuntivitis alérgica porque los ácaros se transportan por el aire.

¿Cómo prevenir patologías oculares en otoño?

Ante cualquier indicio de alguna de estas patologías, lo recomendable es acudir al oftalmólogo, quien será el encargado de realizar el diagnóstico. No obstante, la mayoría de estas afecciones se pueden evitar si se cumple con ciertos cuidados al llegar el otoño.

Conservar una correcta higiene contribuirá con la eliminación de agentes que puedan traer complicaciones. Para ello, se pueden utilizar toallitas limpiadoras especiales para el área de los ojos.

Igualmente, se recomienda evitar las corrientes de aire, así como alejarse del humo de cigarrillos y otros irritantes. En días de estrés, descansar la vista y parpadear más seguido resultará beneficioso para recuperar la humedad ocular.