Cómo aplicarnos las gotas oftálmicas a nosotros mismos

Si tras echarnos las gotas oftálmicas varios días no notamos mejoría en los ojos, probablemente se deba a que no las estemos administrando correctamente. La orientación de la cabeza, la posición del párpado inferior y aguardar el tiempo necesario son las claves de una aplicación precisa. En este artículo explicaremos cómo administrar las gotas a uno mismo en caso de que no contemos con la ayudar de terceros. Estos son algunos consejos que podrían ayudarnos a solucionar el problema.

como-aplicarnos-gotas-ojos-nosotros-mismos-banoftal

 

Las gotas oftálmicas son extremadamente útiles para eliminar ciertas molestias comunes que nuestros ojos presentan en el día a día. Estas sirven para combatir la sequedad ocular, la irritación ocular causada por la exposición constante a las pantallas o los dispositivos electrónicos, y los ojos rojos.

Todas las gotas se aplican de la misma manera. Ante la duda, es conveniente tumbarse, Si hay inquietudes sobre cómo tirarse gotas en los ojos es conveniente tumbarse, o sentarse con la cabeza recostada y echada hacia atrás. He aquí los pasos a seguir para su correcta aplicación:

  • Con el dedo índice, debemos bajar el párpado inferior, de modo que formamos una especie de bolsa. Las gotas caen ahí y se distribuyen a lo largo del ojo al parpadear. 
  • Con la otra mano cogeremos el envase y apretaremos para dejar caer las gotas en el interior del párpado inferior. Es preferible mirar hacia arriba, sin centrarnos en el envase o en las gotas, puesto que cabe la posibilidad de que los párpados se cierren por acto reflejo. 
  • Cuando la gota haya caído, todavía en la misma posición, parpadeamos varias veces para que la solución se reparta por todo el ojo. 
  • Soltaremos el párpado inferior y cerramos los ojos, dejándolos reposar un momento. Con el dedo índice, presionamos ligeramente el ángulo externo del ojo para evitar que el lagrimal expulse el producto.

Cómo echar las gotas a los niños

Para los bebés y los niños las gotas en los ojos pueden ser extremadamente irritantes. La aplicación es la misma pero debemos ser pacientes y utilizar un tono más relajado. Es conveniente que estén tumbados y cuando la gota haya caído en el ojo, mantenerlos en esa posición unos minutos. Así las gotas penetrarán aunque tengan los ojos abiertos. No obstante, lo más importante es aplicar la solución con precisión y sin titubear. 

Consejos adicionales

Cuando ya entendemos cómo echar gotas en los ojos, asegúrese de seguir las siguientes recomendaciones: 

  • Consultar la caducidad y el prospecto. Varias gotas oftálmicas caducan al mes después de abrirse. 
  • Nunca compartir las gotas con otras personas. De esta manera evitamos contagios de cualquier patología ocular.
  • Lavarse las manos antes y después de la aplicación.
  • Si requerimos poner más de una gota, aguardar 5-10 minutos entre cada una. Si las ponemos juntas, el ojo expulsará el exceso.

En cualquier situación, si hay inquietudes sobre cómo aplicarse las gotas en los ojos podemos ver a nuestro médico u oftalmólogo si tenemos dificultades. Es recomendable entrenar con lágrimas artificiales antes de seguir con las gotas oftálmicas.