Patologías oculares frecuentes en el mundo

Son múltiples las afecciones y enfermedades que pueden generarse en los ojos. En algunas ocasiones, algunas afecciones pueden pasar desapercibidas porque no generan grandes molestias. No obstante, el hecho de no atenderlas a tiempo, en algunos casos, puede desencadenar un problema mayor.

En los adultos es común la conjuntivitis y los errores de refracción como la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía. Igualmente, el ojo seco y las cataratas son enfermedades frecuentes del ojo. Mientras que en la población infantil se pueden observar niños con miopía, hipermetropía, astigmatismo, ambliopía u ojo vago, así como con padecimientos de estrabismo.

patologias-oculares-frecuentes-en-el-mundo-banoftal

¿Qué enfermedades oculares son más frecuentes?

Algunos de los problemas en los ojos son inocuos y transitorios, mientras que otros pueden ser crónicos e incluso pueden comprometer seriamente la visión. Una de las particularidades de las enfermedades de la vista es que tienen síntomas muy similares, por lo que es difícil diferenciar una afección de otra. De ahí la imperante necesidad de visitar a un oftalmólogo. 

A continuación, se describen las patologías más comunes del ojo:

  • Miopía: Esta es una de las más frecuentes y se presenta cuando el punto de enfoque está por delante de la retina. Esto se debe a que el ojo es muy largo o la curvatura de la córnea es muy acentuada. Sin embargo, en ambas situaciones se afecta la visión de lejos y los objetos cercanos sí se ven con facilidad.
  • Hipermetropía: Este caso es contrario a la miopía, ya que el enfoque está por detrás de la retina. La córnea es casi plana por su poca curvatura, o en su defecto el ojo es muy corto. Los adultos ven los objetos lejanos y cercanos borrosos, mientras que los niños y jóvenes pueden ver de forma clara por su capacidad para la acomodación.
  • Astigmatismo: Este problema se presenta cuando los rayos de luz inciden en puntos distintos de la retina. Las causas pueden ser variables, desde una córnea no «esférica» hasta problemas en la forma del cristalino. En este caso la visión es borrosa y las imágenes se enfocan delante y detrás de la retina.
  • Presbicia: Esta enfermedad se presenta cuando el cristalino pierde su capacidad de acomodación para objetos cercanos. Por lo general, esta condición se produce durante la vejez, sobre todo, entre los 50 y 60 años. 
Te puede interesar  Los rayos UV y cómo afectan a nuestra salud ocular

Infecciones en los ojos

También es frecuente que los ojos puedan sufrir alguna infección como la conjuntivitis o la celulitis. En el caso de la primera es una de las más conocidas y causa inflamación en los ojos. Las causas pueden ser variadas y van desde infecciones por virus, bacterias, hongos o alérgenos. También se puede producir por el uso de lentes de contacto o sustancias químicas. 

En el caso de la celulitis es una infección de la grasa y de los músculos del ojo. Es una enfermedad que se debe atender de inmediato. Si no se recibe tratamiento temprano se puede extender hasta las cejas y las mejillas. 

Existen 2 celulitis: La periorbitaria o preseptal, que no compromete la órbita; y la celulitis orbitaria o postseptal, que es una inflamación de los elementos situados en la órbita como el globo ocular, el nervio óptico y los vasos sanguíneos.

Otras enfermedades graves de los ojos

El glaucoma y la catarata son las enfermedades más graves que afectan la visión e incluso pueden generar la pérdida total de la vista. La catarata es una opacidad del cristalino que compromete la visión. En algunos casos, puede ser congénita o adquirida por degeneración. Es una de las primeras causas de ceguera en todo el mundo.

Mientras que los glaucomas son problemas oculares que comprometen de forma progresiva el nervio óptico por un aumento de la presión intraocular (PIO). Esta enfermedad puede aparecer en cualquier edad. No obstante, afecta mayormente a las personas de 60 años o más.