¿Por qué nos lloran los ojos cuando cortamos cebolla?

Cortar cebolla es una de las tareas más comunes en cualquier cocina. Sin importar los gustos o regímenes alimenticios, este alimento está presente en la gran mayoría de preparaciones y recetas. No obstante, esta actividad genera la incomodidad de hacernos llorar cada vez que las cortamos.

Indistintamente, sea blanca, morada, larga o corta, casi siempre harán llorar de forma incontrolable. De hecho, hay algunos casos extremos donde las lágrimas son tantas que hace imposible seguir con la actividad, haciendo necesario tomar una pausa. Hoy hablaremos un poco sobre las causas de este llanto y algunas recomendaciones para evitarlo.

irritacion-ocular-ojo-seco-rojo-cebolla-banoftal-llorar

La realidad de las lágrimas por cebolla

La razón científica recae justamente en las células de la cebolla y el azufre que contienen. 

Cuando cortas o picas esta hortaliza, se rompen algunos de sus compuestos que tienen esta sustancia. Esto a su vez provoca una reacción química, convirtiéndolos en moléculas sulfuradas con alto grado de volatilidad. Estas moléculas, al entrar en contacto con el aire, causan las lágrimas.

Las terminaciones nerviosas que están presentes en los ojos son altamente sensibles y suelen detectar muy rápido esta irritación que causa el ácido sulfúrico. Es entonces cuando el cerebro envía la señal de producir mayor cantidad de lágrimas como medida de respuesta para que los niveles de ácido se vayan diluyendo.

Lo que pocos saben de las lágrimas es que contienen una especie de antibiótico y diferentes anticuerpos. La finalidad de estos es que ayudan a proteger los ojos de diferentes invasiones y agresiones externas.

Te puede interesar  Buenos alimentos para tu salud ocular

Pero, ¿por qué al manipular una cebolla entera o completa no se generan lágrimas? Aunque la respuesta parece obvia, es importante aclarar lo siguiente: Mientras la picadora o el cuchillo no la rompa, las células de la hortaliza no se liberan. Por lo tanto, sus fluidos se mantienen intactos sin entrar en contacto con el aire.

Recomendaciones para reducir las lágrimas

Existen muchos mitos y algunas estrategias para evitar llorar al cortar o picar cebolla. No obstante, entre los mejores consejos que puedes tener en cuenta, se encuentran los siguientes:

  • Evitar los cuchillos de sierra: Se ha determinado que los cuchillos de filo fino suelen ser los más recomendables para cortar cebolla. Al contrario de lo que ocurre con los de sierra, evitan que se desprenda una mayor cantidad de ácido.
  • Cortarla debajo del agua: Así tal cual, con el grifo abierto puede partirse o cortarse. Esto ayuda a que no se liberen los gases en el aire. Eso sí, hay que dejar claro que resulta un poco complicado hacer buenos cortes.
  • Remojar la cebolla: Al menos unos 20 minutos antes de cortarla es recomendable ponerla en, remojo. Esto hará que los compuestos se disuelvan antes de entrar en contacto con los ojos.
  • Congelarla: Un poco parecido al anterior, pero esta vez un poco más extremo. Solo basta con congelarla alrededor de 10 minutos o un poco más. Al estar fría, el proceso de reacción química se ralentiza, haciendo que el gas sea menos volátil.