¿Qué es el ojo vago?

También conocido como ambliopía, el ojo vago es una de las patologías que se presenta con mayor frecuencia en la etapa de la infancia. Cuando no se diagnostica y trata a tiempo, puede permanecer incluso en la adultez, llegando a causar pérdida total de la visión. Hoy vamos a hablar un poco sobre ella.

Podemos decir que es la disminución de la capacidad visual, ya sea en uno o ambos ojos, como resultado de una baja estimulación durante la etapa de aprendizaje visual. 

ojo-vago-banoftal-salud-ocular-

Todo lo que debes saber

Como ya hemos dicho, se presenta durante la infancia. No obstante, si los niños no reciben un diagnóstico a tiempo, se puede mantener durante la etapa adulta. De hecho, se calcula que afecta alrededor del 4 % de las personas en edad escolar.

Puede que para algunos resulte un poco confuso. Cuando nacemos, nuestro sentido de la vista aún no se ha desarrollado. Al contrario, vamos haciéndolo durante la infancia. De hecho, los estudios calculan que este proceso termina más o menos en 9 años, siendo los primeros 4 años los más importantes.

Para que este proceso de aprendizaje se realice de manera óptima, es necesario que ambos ojos perciban imágenes completamente nítidas y así enviar la información al cerebro. Pero, cuando se presenta alguna interferencia y la imagen no es buena, el cerebro poco a poco irá anulando el desarrollo del ojo afectado. Se conformará con lo poco que vea.

Te puede interesar  La vitamina A y sus beneficios para la salud ocular

Causas del ojo vago

Algunas de las causas más comunes del ojo vago son:

  • Estrabismo: esto es, cuando el niño desvía uno o los dos ojos. En este caso, el cerebro, para no ver dos imágenes, anula la del ojo afectado.
  • Enfermedades visuales: tales como miopía, astigmatismo o hipermetropía. Cuando hay un error refractivo, la imagen recibida es borrosa. Será la que el cerebro tome y el aprendizaje se verá estancado.
  • Anisometropía: Esto se refiere a la diferencia de tamaño de un ojo con el otro. Afecta al que tiene mayor graduación, transmitiendo una imagen mucho más borrosa. El cerebro escoge el ojo no dominante haciendo que el otro sencillamente no trabaje.
  • Patologías de movimiento: El ojo vago también puede ser causado cuando existen ciertas alteraciones congénitas. Por ejemplo, cataratas, opacidad en la córnea, enfermedades en la retina, entre otros.

Tratamiento del ojo vago

El primer paso para tratar el ojo vago es encontrar la causa. Para casos de refracción, la corrección es con el uso de gafas. Si es un obstáculo visual, como cataratas, la operación es la más indicada.

Posteriormente, tras haber tratado la causa, se procede a la oclusión del ojo sano mediante la utilización de un parche. El tiempo que debe ser empleado, así como las horas, dependen del grado de ambliopía de cada paciente, así como la edad.

También existen otras opciones alternativas a este tratamiento que se conocen como penalización. Consiste en causar una visión borrosa en el ojo sano. Se emplea la utilización de colirio y de este modo, el ojo vago se ve obligado a trabajar.  

Te puede interesar  ¿Cómo afecta la luz azul a tus ojos?