Cuida tus ojos si viajas en avión - Bañoftal

Si viajas en avión cuida tus ojos

Si viajas en avión cuida tus ojos

La vista es uno de los sentidos más importantes de nuestra vida ya que través de los ojos visualizamos todo lo que está a nuestro alrededor. El cuidado ocular está en tus manos y generar hábitos saludables también.

Si tienes previsto viajar en avión, seguramente te enfocarás en múltiples aspectos que nada tienen que ver con la parte visual. En las siguientes líneas te explicaremos lo que sucede entre los ojos y los viajes por aire. Te daremos algunas recomendaciones para que tu vista esté en perfectas condiciones siempre.  

¿Qué sucede con tus ojos cuando viajas en avión?

Los largos trayectos en avión pueden producir efectos adversos en tus ojos, como resequedad, picor, irritación, visión borrosa, sensación de arenilla o cansancio ocular. Normalmente, esto ocurre debido a la presencia de ciertos factores externos que alteran el nivel de lubricación natural.

 

Cuida tus ojos cuando viajes en avión
Cuida tus ojos cuando viajes en avión con Bañoftal

 

Ten en cuenta que, para mantener el confort y seguridad de los viajeros, las cabinas de los aviones han sido presurizadas, esto significa que mantienen una presión específica y constante en su interior. El aire acondicionado suele ser menos húmedo y por eso el ambiente es mucho más reseco.

Por otro lado, el nivel de la temperatura difiere y la sequedad ocular aparece ante dichas variaciones.

Dormir durante un vuelo no siempre es la primera opción y el cambio de huso horario puede trastornar los patrones de sueño. Muchas veces, cuando te das cuenta has pasado muchas horas sin dormir y tu vista está agotada.

Asimismo, la mayoría de los viajeros se sienten aburridos en este tipo de viajes tan largos y se entretienen con sus pantallas de móviles, ordenadores o sistema de entretenimiento que ofrece el vuelo. Lo cierto es que la iluminación artificial también afecta.

Recomendaciones para cuidar tu vista cuando viajas por aire

Aunque existen muchos factores que se escapan de tus manos en el momento de volar, hay ciertas acciones previas y durante el vuelo que pueden aliviar los síntomas de sequedad y fatiga ocular. Estas son algunas de ellas:

  • Protege tus ojos de las corrientes directas procedentes del aire acondicionado.
  • Elige las opciones diurnas si existe la posibilidad de volar durante el día. De esta forma, tu patrón de sueño habitual no se verá afectado.
  • La resequedad aumenta cuando utilizas lentillas. Si puedes, sustitúyelas por las gafas convencionales.
  • Utiliza lágrimas artificiales durante el viaje para hidratar los ojos y darles el mayor confort posible ya que el ambiente del avión es muy seco
  • Si decides leer o ver una pantalla recuerda que la frecuencia del parpadeo se reduce significativamente. Por eso, te recomendamos prestar atención a este aspecto. La lubricación natural ocular depende del correcto parpadeo.
  • Evita el contacto continuo con las pantallas disponibles o iluminación artificial de cualquier clase. Claro que suelen ser perfectas para mitigar el aburrimiento pero pasan factura a tus ojos.
  • Cierra los ojos solo en cortos espacios de tiempo mientras transcurre el viaje. De esta forma, favoreces la hidratación natural. 
  • Algunos problemas visuales preexistentes pueden empeorar los síntomas de sequedad ocular al volar. Por eso, te recomendamos realizar un examen visual previo.

El placer de viajar sin afectar el sentido de la vista

Sea por entretenimiento o trabajo, viajar en avión debe ser una experiencia placentera para todos. Los aviones han sido diseñados para proporcionar el máximo confort a sus ocupantes. Sin embargo, la protección ocular es un aspecto que cada viajero necesita atender.

A algunos usuarios les suele afectar más que a otros. La verdad es que nunca está de más cuidar con anticipación determinados aspectos básicos relacionados con la protección de tu vista.

Recuerda siempre llevar contigo lágrimas artificiales para mitigar la sequedad, gafas de sol y gafas graduadas de repuesto. Si usas lentillas, lleva contigo solución para estas y algunas de repuesto. Seguramente disfrutarás de un extraordinario viaje si tienes en cuenta todos estos elementos.