que-es-sequedad-ocular-evaporativa-banoftal

¿Qué es la sequedad ocular evaporativa?

¿Qué es la sequedad ocular evaporativa?

El ojo seco evaporativo (EDE) se encuentra dentro de las aflicciones más recurrentes del ojo. Si sentimos que nuestros párpados están hinchados y los ojos están secos y con picazón, que tienden a empeorar por las mañanas, entonces podríamos sufrir de ojo seco evaporativo o EDE. La sequedad ocular evaporativa se produce cuando las glándulas de los párpados se obstruyen y empezamos a carecer de lubricación en el ojo. Las glándulas sebáceas que recubren las esquinas o los márgenes de nuestros párpados se bloquean y hacen que las lágrimas se sequen. Las personas con diabetes o con piel grasa tienen más posibilidades de contraer esta afección, y es a su vez más común en ancianos.

que-es-sequedad-ocular-evaporativa-banoftal

Causas de ojo seco evaporativo

Las lágrimas están compuestas de aceite, agua y moco. Estas son las encargadas de crear una cubierta protectora sobre el área de los ojos, lo que provoca que esta parezca lisa y también esté protegida de las infecciones. Las lágrimas tienen que estar compuestas de estas tres cosas en su justa proporción. Cuando las glándulas de Meibomio se bloquean, la proporción de agua, aceite y moco se altera. Entonces, las lágrimas dejan de producir la cantidad precisa de aceite que impide que se evaporen. Es esto lo que causa el ojo seco evaporativo. A raíz de esto, las glándulas de Meibomio se bloquean.

Algunas causas que pueden provocar el bloqueo de las glándulas de Meibomio son:

  • Llevar lentes de contacto durante un período prolongado.
  • Trastornos de la piel, como psoriasis.
  • Medicamentos como terapia de reemplazo hormonal, antihistamínicos, antidepresivos, etc.
  • Anomalías de la salud, como diabetes, tiroiditis, artritis reumatoide, etc.
  • Alergias.
  • Cirugía ocular previa.
  • Deficiencia de vitamina A.
  • Lesión ocular.

Diagnóstico del ojo seco evaporativo

Si sufrimos irritación ocular, o si notamos que la visión se está volviendo borrosa, es recomendable contactar con el médico.  Si es necesario, el médico general nos derivará a un oftalmólogo. Acto seguido, se realizarán algunas pruebas para saber si hemos contraído ojo seco evaporativo. Estas pruebas miden el volumen y la calidad de las lágrimas. Algunas de estas pruebas incluyen:

  • Los tintes se intercalan con gotas oculares para contribuir a ver la área del ojo y medir la agilidad de evaporación de las lágrimas.
  • Una lámpara de hendidura, que es una fuente de luz fuerte y de baja capacidad. Después, el médico utilizará un microscopio para ver la área del ojo.
  • La prueba para medir el volumen de las lágrimas se conoce como la prueba de Schirmer. En esta prueba, se colocan tiras de papel secante debajo de los párpados inferiores para medir la proporción de humedad que se produce después de cinco minutos.

Tratamiento del ojo seco evaporativo

El tratamiento del ojo seco evaporativo dependerá de si existe o no una causa sistémica subyacente de sus síntomas. Entre otras cosas, si un medicamento que estamos tomando nos está ocasionando ojo seco evaporativo, el nuestro médico podría sugerirnos un medicamento alternativo. Si se sospecha un trastorno como el síndrome de Sjögren, entonces se nos recomendará un experto para llevar a cabo otro tipo de tratamiento.

La incorporación de ciertos hábitos a nuestro día a día, como limpiar las lentes de contacto con una solución diferente o utilizar un humidificador para añadir humedad al aire pueden aliviar los síntomas del ojo seco evaporativo. Una compresa caliente sobre los párpados dos veces al día también nos ayudará a soportar el bloqueo moderado de las glándulas de Meibomio que nos causa la sequedad. Sugerimos también el uso de las gotas oculares y lágrimas artificiales para mantener húmedos nuestros ojos y aliviar los síntomas. Nosotros recomendamos Bañoftal Ojo Seco.


como-hacer-un-bano-ocular-banoftal

Cómo hacer un baño ocular

Cómo hacer un baño ocular

A lo largo del día, puedes notar que tus ojos empiezan a sufrir molestias oculares, pero es completamente normal. Los ojos están expuestos a factores ambientales que son muy perjudiciales para ellos. Entre estos factores encontramos la polución, el humo de los coches, la sequedad ambiental y la entrada de cuerpos extraños en el ojo.  Las partículas se  introducen en ellos y pueden resecar, e incluso irritar, el ojo. Para evitarlo, existen los baños oculares. ¿Alguna vez has dedicado tiempo limpiar tus ojos? Si la respuesta es no, ¡debería tomar esa rutina!

 

como-hacer-un-bano-ocular-banoftal

 

¿Qué es un baño ocular?

Los expertos definen el baño ocular como aquella disolución acuosa, y también estéril, que está dedicada a limpiar o bañar el ojo. Esta solución está compuesta por activos, sobre todo antisépticos y suero fisiológico, pero también por ingredientes refrescantes y astringentes.

En este sentido, el uso de un baño ocular se tendrá que realizar de manera rutinaria si se padecen una serie de patologías. Te lo contamos en el siguiente apartado

 

¿Cuándo se debe realizar un baño ocular?

Como adelantamos, se debe hacer un baño ocular cuando sufras alguna de las siguientes molestias oculares. ¡Atento a esta lista!

No olvides que los baños oculares pueden realizarse entre una y tres veces al día, aunque el proceso para hacerlo te lo contamos un poco más adelante.

  • Cansancio ocular
  • Quemazón y picor de ojos
  • Irritación ocular
  • Ojos rojos
  • Estrés visual
  • Visión borrosa
  • Sensibilidad a la luz
  • Enrojecimiento por el cloro
  • Presencia de cuerpos extraños
  • Intolerancia a las lentillas o lentes de contacto
  • Alergias
  • Ojos secos o pegados (por ambientes secos o por polución)
  • Cansancio ocular

 

El paso a paso para hacer un baño ocular

Estos son los 6 pasos a seguir para hacer un baño o una limpieza ocular. Sin duda, es la mejor forma de calmar unos ojos congestionados, así que, presta atención.

  • En primer lugar, lavarse bien las manos. El primer paso para hacerse un baño ocular es limpiarse bien las manos para eliminar cualquier resto de bacterias que pueden existir en ellas.
  • En segundo lugar, limpiar la bañerita en cada aplicación con agua caliente ( mínimo 40º).
  • En tercer lugar, limpiar la zona de los párpados. Es importante utilizar un poco del líquido del baño ocular en un algodón y limpiar tus párpados, así como las pestañas. De esta forma, eliminarás cualquier resto de polvo o residuo.
  • En cuarto lugar, vaciar la bañera ocular y llenarla con la solución ocular. Con la bañera ocular pasada por agua hirviendo, tendrás que rellenarla con el líquido. Después tendrás que meter la cabeza hasta cubrir los ojos con agua. ¡Los ojos tienen que estar abiertos!
  • En quinto lugar, mantener el ojo abierto y en movimiento. Después de lavarte el ojo en esta solución líquida, tendrás que inclinar la cabeza hacia atrás y mover el ojo en todas las direcciones. El objetivo es empapar, así, toda la superficie del ojo. ¡Este proceso durará entre 15  y 30 segundos!
  • Por último, eliminar el líquido que sobra. Para terminar, solo tiene que eliminar cualquier resto de líquido que quede en el ojo con un algodón  y limpiar la bañerita con agua caliente para eliminar cualquier presencia de virus o suciedad.

Es más fácil de lo que parece, ¿verdad? Pues existe otra variante mucho más sencilla: hacer un baño ocular con gotas. Estas gotas (entre 3 y 4) se echan directamente en el ojo.


conjuntivitis-alergica-o-por-que-nos-pican-los-ojos-en-primavera-banoftal

Conjuntivitis alérgica, o por qué nos pican los ojos en primavera

Conjuntivitis alérgica, o por qué nos pican los ojos en primavera

Cuando llega la primavera, las alergias relacionadas con el polen empiezan a manifestarse, y sus síntomas pueden dañar a nuestros ojos, creando la llamada conjuntivitis alérgica. Los más frecuentes son el picor y el lagrimeo en los ojos, aunque también se puede manifestar a través de la visión borrosa temporal, secreciones e inflamación de los párpados.

Pero, ¿qué es realmente la conjuntivitis alérgica y cómo podemos paliar sus síntomas?

conjuntivitis-alergica-o-por-que-nos-pican-los-ojos-en-primavera-banoftal

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

Cuando nos exponemos a algún alérgeno, como el polen o las esporas, nuestro sistema inmunitario activa la producción de histamina e IgE como respuesta contra un elemento que considera invasivo para el metabolismo. A nuestro alrededor se acumulan en nuestro entorno todo tipo de agentes externos como los ácaros, el pelo de animal, y productos químicos que resultan ser incompatibles con algunas personas. Sin embargo, durante la primavera, la secreción del polen es mayor, y esta incrementa las posibilidades de contraer conjuntivitis alérgica o queratoconjuntivitis atópica. 

Durante este periodo de tiempo, aumentan los alérgenos de origen vegetal en las áreas verdes de las localidades y en las áreas más rurales. Estos pueden causar reacciones alérgicas exageradas, picor en los ojos e inflamación en las mucosas nasales, sobre todo si tenemos antecedentes genéticos. Es importante tratarlas a tiempo para evitar adversidades respiratorias. Las alergias también se manifiestan en patologías respiratorias más graves como la presencia de eczemas, la rinitis alérgica y la bronquitis asmática.

Síntomas de la conjuntivitis alérgica

Los síntomas de la conjuntivitis alérgica son:

  • Irritación ocular e inflamación de los párpados.
  • La sensación de tener arenilla debajo de los párpados.
  • Picor y ojos llorosos.
  • Mayor sensibilidad a la luz.
  • Visión borrosa.
  • Secreciones, tanto nasales como oculares.

En el caso de los niños también puede presentarse la conjuntivitis vernal. Esta se caracteriza por las secreciones oculares que dan un efecto pegajoso a las membranas.

En cualquier caso, lo primero que podemos hacer es evitar los ambientes naturales (áreas verdes, parques, plazas) con más presencia de polen. Si los síntomas persisten o empeoran, debemos acudir a un oftalmólogo para llevar a cabo el diagnóstico de rigor.

Medidas preventivas

Si sabemos que somos alérgicos al polen y a las esporas, podemos tener en cuenta estos pasos para reducir el efecto de los síntomas, especialmente en los ojos.

  • Cerrar las ventanas de noche.
  • Limpiar los filtros de los aires acondicionados de casa y del coche.
  • Evitar salir entre las 05:00h a 10:00h y las 19:00h a 22:00h. Estas son las franjas horarias de producción y liberación del polen de los árboles.
  • Revisar en las etiquetas de los cosméticos si contienen algún alérgeno.
  • Limpiarnos los ojos con baños oculares para eliminar los agentes alérgicos del área ocular, pestañas y párpados y utilizar gotas que alivien los síntomas propios como el picor, lagrimeo y el enrojecimiento ocular. Nosotros recomendamos Bañoftal Ojo Irritado, para combatir los síntomas de la alergia estacional en los ojos.

Si cumplimos estas medidas, pero la alergia ocular persiste, es posible que se deba a otro tipo de alérgeno. Podría ser un alimento, el aroma de un perfume, algún producto de maquillaje o cosmético, el pelo de nuestra mascota o del polvo acumulado en los filtros de los aires acondicionados. Además, los cambios estacionales suelen traer consigo enfermedades que pueden afectar a nuestra salud con diferentes dolencias, dependiendo de la fortaleza de nuestro sistema inmunitario. Para defendernos, es importante cumplir un régimen de alimentación saludable, mantenernos en buena forma con hábitos y rutinas de ejercicio y gestionar nuestro nivel de estrés.

 

 


complementos-alimenticios-cuidado-ojos-banoftal

Complementos alimenticios para el cuidado de tus ojos

Complementos alimenticios para el cuidado de tus ojos

¿Necesitas evitar la fatiga ocular y frenar la pérdida de visión? Entonces, te recomendamos que le prestes más atención a tu alimentación.

Una nutrición equilibrada garantiza la salud de nuestros ojos. Por eso, debemos consumir alimentos ricos en vitaminas A, B, C, D, E y minerales como el zinc y el selenio, así como ácidos grasos de tipo Omega 3.

No obstante, para garantizar los requerimientos diarios podemos recurrir también al consumo de complementos alimenticios que los contengan. De esta forma, sumamos así las cantidades necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.

complementos-alimenticios-cuidado-ojos-banoftal

Las vitaminas y el cuidado de los ojos

Algunas vitaminas son de gran importancia para el cuidado de nuestros ojos. Por eso, es recomendable consumirlas en forma de complementos para evitar el deterioro ocular. Entre las más efectivas están:

  • Vitamina A: Esta vitamina actúa como antioxidante. Impide el efecto nocivo de los radicales libres (un tipo de molécula inestable y residual que ataca a otro tipo de moléculas en las células) sobre los tejidos del ojo. Varios estudios han comprobado que su consumo baja el riesgo de padecer degeneración macular. Por otra parte, su bajo consumo produce fatiga ocular y sequedad ocular.
  • Vitaminas del complejo B: Destacan la vitamina B1 (también llamada tiamina), la B2 o riboflavina, la B6, la vitamina B12 y el ácido fólico. Este grupo de nutrientes protegen contra los procesos degenerativos y contra las parálisis de los músculos oculares. Además, combaten el cansancio visual.
  • Vitamina C: Es un potente antioxidante que refuerza el sistema inmune protegiéndonos de infecciones y de úlceras corneales. También puede prevenir la aparición de glaucoma. La encontramos en frutas cítricas como el limón, la naranja y el pomelo.
  • Vitamina D y E: También protegen contra el estrés oxidativo, previniendo la degeneración macular y la visión borrosa. La vitamina D nuestro cuerpo la sintetiza cuando nos exponemos al sol.

Los minerales y ácidos grasos también te ayudan a proteger tus ojos

Los minerales y ácidos grasos también tienen un papel importante en la salud de tus ojos. Por eso, siempre será necesario incluir en tu dieta alimentos que los contengan, así como algún complemento en cápsulas o comprimidos. Entre los más indicados por los expertos están: 

  • El zinc y el selenio: Además de ser antioxidantes, estos minerales participan en la absorción de la vitamina A y de la vitamina E. Por eso, son fundamentales en nuestra dieta.
  • Omega 3: Este tipo de ácido graso es fundamental para la salud de nuestra retina y de los ojos en general. Múltiples estudios científicos han demostrado que su consumo diario puede evitar las retinopatías, así como la degeneración macular. También favorece la producción de lágrimas, por lo que es sumamente beneficioso para evitar la sequedad ocular.

Consejos adicionales para cuidado de tus ojos

Además de llevar un estilo de vida saludable,  tener una buena alimentación y en caso necesario y siempre por recomendación profesional, complementar con algunos complejos vitamínicos, también puedes incorporar una rutina de cuidado efectiva. Existen productos en el mercado que nos pueden ayudar a limpiar o refrescar nuestra vista al final de un día de trabajo, o cuando se encuentre agotada o irritada.

Dentro de estos productos se encuentra el baño ocular de Bañoftal. Esta es una solución elaborada a base de extractos de hamamelis y caléndula que garantizan la higiene y el confort de una vista cansada.

Es útil para la limpieza de ojos en caso de que estos estén expuestos a sustancias irritantes como humo, cloro, etc. Facilita el arrastre de sustancias que puedan haber entrado en el ojo, como polvo o cosméticos. También tiene un efecto desinflamante en los casos de conjuntivitis leves y proporciona alivio a la vista cansada después de pasar horas expuestos a la luz azul de las pantallas.