dmae-macular-ojo-salud-banoftal-seco-anciano-low

Degeneración macular relacionada con la edad: síntomas y tratamiento

¿Qué es la degeneración macular relacionada con la edad?

La degeneración macular es un problema frecuente que aparece con el paso del tiempo. Es una enfermedad relacionada con la edad y afecta la retina, lo que ocasiona una disminución de la visión central. La razón es que la mácula es la responsable de transformar la luz y las imágenes que entran al ojo en señales nerviosas que son enviadas al cerebro.

Esta afección imposibilita al paciente para ver los detalles de cerca y de lejos. De este modo, la degeneración macular se ha convertido en una de las causas más frecuentes de la disminución severa en personas mayores de 50 años.

denegeracion-macular-banoftal-ojo-salud-abuelo-anciano-vista

Tipos de degeneración macular

Esta enfermedad tiene dos variantes con diferente evolución y pronóstico. A continuación, se mencionan las clasificaciones:

  • Degeneración macular seca: Es la más común y corresponde al 85 % de todos los casos de esta afección de la visión. 

Esta variante presenta una evolución más lenta. Se produce cuando algunas partes de la mácula se convierten en capas más delgadas con la edad. Esto causa una aglomeración de proteínas (drusas) y generan una pérdida lenta de la visión central. Para esta clasificación no hay cura.

  • Degeneración macular húmeda: Esta clasificación es menos usual y más grave. Esta variante se produce cuando aumentan vasos sanguíneos anormales bajo la retina, los cuales son denominados membranas neovasculares. Esto puede permear sangre y otros fluidos, lo que genera cicatrices en la mácula. 

Esta degeneración macular es de mayor riesgo. No obstante, las personas no notan que tienen la enfermedad hasta que hay una pérdida notable de la visión.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Esta es una enfermedad que no genera síntomas visibles desde el principio. No obstante, cuando la enfermedad avanza, el paciente puede experimentar alguno de estos síntomas: 

  • Visión borrosa.
  • Los objetos se pueden ver un poco distorsionados.
  • Ondulación de las líneas rectas.
  • Presencia de una mancha central.

Esta sintomatología se agudiza de manera progresiva y genera dificultad para realizar tareas cotidianas de la vida diaria como leer, conducir, escribir y cocinar. Por eso, es necesario acudir al oftalmólogo ante cualquier síntoma de alarma para evitar secuelas visuales irreversibles que ocasionen la degeneración ocular.

Tratamiento para la degeneración macular

En primer lugar, es aconsejable hacer un examen oftalmológico completo

Por lo general, el oftalmólogo practica una angiografía fluoresceínica. Esta es una inyección de un contraste endovenoso que permite estudiar con mayor detalle la localización y el tamaño de las membranas neovasculares. De este modo confirma el diagnóstico.

Asimismo, el especialista efectuará una tomografía de coherencia óptica con un escáner en la mácula. Este procedimiento muestra signos indirectos de actividad de la degeneración macular. 

En el caso de la variante húmeda, esta es tratada con inyecciones intravítreas. Así se ralentiza la progresión de la enfermedad en el paciente. 

En la actualidad, un 70 % de los pacientes con tratamiento consiguen no perder visión al año de tratamiento. Por otra parte, un 40 % consiguen eliminar visiones por encima del 0,5. Esto les permite a los pacientes hasta conducir.

En el caso de la degeneración macular severa no tiene tratamiento curativo. Los médicos recomiendan una ingesta diaria de complejos antioxidantes y una dieta saludable. Asimismo, los pacientes deben evitar el consumo de tabaco y limitar la exposición al sol.

Es aconsejable que las personas con degeneración macular aprovechen al máximo su visión. Pueden hacer sus actividades favoritas con herramientas especiales para pacientes con visión reducida. También es importante que el paciente aprenda a usar la visión lateral para hacer cosas y así lograr la mayor independencia posible.

Como puedes ver, la degeneración macular no es incompatible con una vida autónoma.