cómo-afecta-insomnio-salud-ocular-bañoftal

¿Cómo afecta el insomnio a la salud ocular?

¿Cómo afecta el insomnio a la salud ocular?

Con el calor del verano a veces resulta imposible conciliar el sueño durante la noche, y la falta de sueño puede tener consecuencias graves para todo nuestro organismo. Sin embargo, una de los sentidos más afectados por el insomnio es la vista.

cómo-afecta-insomnio-salud-ocular-bañoftal

El sueño es una de las funciones básicas que nuestro cuerpo lleva a cabo para asegurar el funcionamiento de todo nuestro organismo. Si privamos nuestro cuerpo del descanso que le corresponde, es normal asumir que nuestro cuerpo, o algunos de sus órganos, no estén en perfectas condiciones los días en los que no hemos descansado bien, y menos aún si la falta de sueño se prolonga en el tiempo.

Las ojeras, la hinchazón de los párpados, el picor y el enrojecimiento son indicadores de la falta de sueño, tanto para nosotros como para los demás.

Afecciones debidas a la falta de sueño

Estas son algunas de las consecuencias de no dormir bien:

  • Ojo rojo y sequedad ocular. La irritación y la sequedad se deben a la falta de hidratación de los ojos, porque al no dormir los mantenemos abiertos durante más tiempo. Utilizar gotas oftálmicas de efecto hidratante como Bañoftal Ojo Seco pueden ayudarnos a calmar los efectos de la sequedad ocular y disminuir la sensación de fatiga visual.
  • Fatiga visual: suele venir acompañada de dolores de cabeza y se da cuando las personas con insomnio se dedican a ocupar su tiempo durante las noches, ya sea leyendo o delante de las pantallas. Esto provoca que al día siguiente no podamos fijar la vista con la misma facilidad que si estuviéramos descansados, y nos impide trabajar con normalidad. 
  • Visión borrosa: se debe de nuevo a la falta de hidratación del ojo. En días normales, la película del lagrimal es uniforme, pero en los días de insomnio, la falta de hidratación dificulta la vista en aquellas partes del ojo que no se han hidratado correctamente. Esta afección podría estar asociada a la vista cansada, por lo que requiere visitar a un oftalmólogo en caso de que los efectos se prolonguen en el tiempo.
  • Visión doble, o diplopía: también relacionada con la sequedad ocular y compatible con el estrabismo. 
  • Sensibilidad a la luz.
  • Mioquimias, o espasmos oculares: la falta de sueño puede afectar al sistema nervioso, que controla a los músculos. Estos, a su vez, se encargan de los movimientos de nuestros ojos, por lo que sí llevamos varios días sin descansar, no es de extrañar que se descontrolen. No obstante, los espasmos oculares no afectan a la visión, por lo que son más un inconveniente que un problema a largo plazo.
  • Glaucoma: es una dolencia que ocurre cuando se ejerce mucha presión en el ojo y que puede dar como resultado ceguera a largo plazo. La falta de calidad del sueño puede ser una de los factores de riesgo del glaucoma. 
  • Ojeras: aunque no sean una dolencia, sino un síntoma de la falta de sueño, son una señal para nosotros y para los demás de que no hemos descansado. En nuestras relaciones interpersonales, las ojeras proyectan una imagen de nosotros mismos que quizá no tendríamos si hubiéramos descansado. La falta de sueño se traduce en pocos niveles de energía, y en consecuencia, esto afecta a nuestras relaciones sociales. 

Para prevenir estas dolencias, es necesario dormir al menos 7 u 8 horas en total cada noche. En caso de sufrir de insomnio prolongado, es recomendable acudir a nuestro médico para discutir las posibles soluciones. El no descansar puede causarnos consecuencias graves a lo largo del tiempo.