oxidacion-ocular-vision-borrosa-banoftal

Qué es la oxidación ocular y cómo prevenirla

Qué es la oxidación ocular y cómo prevenirla

Si bien todos los sentidos juegan un papel fundamental en el desarrollo de las actividades diarias, la vista es quizá el  más importante, pues nos permite percibir el entorno a la vez que ayuda al desarrollo individual.

De hecho, para el proceso visual, el cerebro dedica al menos la mitad de su energía. No obstante, no siempre le damos los cuidados que merece. Al contrario, diariamente le exigimos a nuestros ojos cada vez más bajo cualquier tipo de iluminación. Esta constante exposición es lo que nos lleva a la oxidación ocular.

La oxidación ocular

Los fotorreceptores de la retina son neuronas especializadas que son sensibles a la luz. Estos se encargan de convertirla en impulsos nerviosos que luego en el cerebro se transforman en imágenes.

Sin embargo, lo que pocos saben de estas neuronas es que resultan sensibles al estrés oxidativo. Esto es debido a la exposición prolongada y combinada al oxígeno y la luz, sumado a otros factores como la contaminación ambiental y el consumo de alcohol y tabaco en exceso.

La formación de radicales libres (un tipo de molécula inestable y residual que ataca a otro tipo de moléculas en las células) no solo contribuye a la propagación de células cancerígenas en el organismo, sino que además juega un papel fundamental en el desarrollo de diferentes patologías oculares sumamente comunes (cataratas, glaucoma o la degeneración macular asociada a la edad, también conocida como DMAE).

En vista de la alta incidencia del proceso oxidativo de la visión en el desarrollo de estos trastornos, los antioxidantes se han convertido en un poderoso aliado. Estos ayudan a mantener la salud ocular en óptimas condiciones.

oxidacion-ocular-vsion-borrosa-banoftal
 

Prevenir la oxidación ocular

Puede que desde pequeños nos hayan hecho creer que consumir ciertos alimentos nos permitirá tener una buena visión. La zanahoria encabeza la lista de alimentos para cuidar la salud ocular, pero la realidad es que se necesita mucho más que eso para proteger nuestros ojos.

Es cierto que mantener una dieta equilibrada es fundamental, y que ingerir frutas y verduras y dejar de lado alimentos altamente procesados ayuda a prevenir la oxidación ocular. No obstante, también es necesario incluir una serie de hábitos que nos resulten favorables.

El ritmo de vida actual con la contaminación ambiental cada vez en aumento, la larga exposición a pantallas y dispositivos electrónicos (ordenadores, móviles y tablets) afecta considerablemente a nuestra vista, provocando fatiga ocular.

La oxidación ocular es similar a la descomposición de las frutas al estar expuestas al medio ambiente. Ciertos complementos alimenticios y el uso de determinadas fórmulas especialmente diseñadas para el cuidado de la salud ocular deberían ayudar a prevenir la oxidación.

  • Complementos alimenticios: Existen ciertas vitaminas y minerales que pueden ayudar a proteger la vista. Los alimentos enriquecidos con vitamina A, C, E y del grupo B se encuentran entre los más favorables. Sin embargo, la cantidad que nuestro cuerpo necesita depende de cada persona. Es recomendable consumir complementos alimenticios que contribuyan a estos nutrientes, independientemente de los que ya recibimos de los propios alimentos.
  • Fórmulas para el cuidado ocular: Existen diferentes alternativas para mantener una salud ocular óptima. Los colirios oftalmológicos son un poderoso aliado, aunque debes tener presente que no todos los casos son iguales y que existen diferentes fórmulas especiales como las de Bañoftal Blue Light Protect para distintas afecciones.

Para evitar la oxidación ocular, se recomiendan aquellos alimentos o complementos que estén compuestos de luteína. Este es un poderoso antioxidante que en los ojos ejerce un papel muy importante como filtro de luz, protegiéndolos de los rayos del sol.

  • Actividad física: Estamos acostumbrados a leer en todos lados que una actividad física continua puede traer grandes beneficios a nivel de salud. Además de mejorar el estado de ánimo, previene otras dolencias y, en caso de la visión, también influye.

    Una vida sedentaria con altos niveles de estrés y malos hábitos alimenticios da paso a la formación de radicales libres. Estos desencadenan una serie de consecuencias, donde incluso la salud visual también se puede ver amenazada.