parpados-pestanas-salud-ocular-banoftal

Cómo cuidar de nuestros párpados y pestañas

Cómo cuidar de nuestros párpados y pestañas

Una de las zonas dérmicas más delicada y que menos cuidamos son los párpados. Estos, en conjunto con las pestañas, representan la salud de los ojos. Cumplen una función fundamental para la protección, hidratación y el descanso ocular.

A veces, la falta de tiempo y dedicación son los responsables de no llevar a cabo una adecuada limpieza y cuidado. Esto puede afectar no solo el bienestar visual, sino la estética facial. A continuación, se detallarán los métodos a utilizar para cuidar nuestras pestañas y párpados de la mejor manera.

Limpieza correcta

Los efectos de la edad y los radicales libres deterioran con más vulnerabilidad estos pliegues palpebrales. Por eso, es tan importante realizar una limpieza diaria, sobre todo si usas maquillaje, ya que es el área donde más residuos de grasa, rimel y sombras quedan.

Lo ideal es efectuarla dos veces al día, una por la mañana y otra antes de dormir. No debes ejercer demasiada fuerza en la limpieza. Recuerda que en esta zona circundan músculos, mucosas y glándulas que pueden verse afectados por un sobre estímulo.

Paso a paso

  1. Desinfectar tus manos para proceder con la limpieza.
  2. Después, emplear toallitas desmaquilladoras para retirar los excesos.
  3. Efectuar masajes con movimientos ligeros y semicirculares desde la parte interna hasta la externa del ojo.
  4. También se puede usar algodón con algún champú o loción medicada.

Hay que destacar que si no se efectúa una buena higiene ocular, los párpados, sobre todo la raíz de las pestañas, pueden alojar hongos, ácaros y parásitos. Estas se pueden convertir en afecciones como ojo seco y la blefaritis.

Fórmulas Hipoalergénicas

Además de la limpieza, es fundamental elegir productos especializados que estén formulados para respetar el estado natural de los ojos.  La razón es que si alguna loción o gel no están indicados para los ojos, al entrar en contacto con el globo ocular puede desencadenar alergias, picor o descamación. Hay que asegurarse que esté libre de parabenos, jabón y que sea neutro.

Algunas fórmulas han sido desarrolladas para otras funciones combinadas aparte de la limpieza. Por ejemplo, la gama de productos Bañoftal, uno de los referentes en salud ocular, dispone de productos específicos para el cuidado de los ojos.

Hidratación y humectación 

La limpieza no es lo único que debes tener en cuenta a la hora de cuidar tus párpados y pestañas. Hay dos factores más que inciden en la salud de esta piel.

  • Ingerir agua aporta hidratación interna a la piel, incluida la de los ojos y párpados. Lo recomendable es tomar de 2 a 3 litros diarios.
  • Utilizar geles y cremas formulados para párpados y ojos añade humectación, brillo y luminosidad a la mirada y reduce las ojeras. Muchas de estas recetas están elaboradas con antioxidantes como la Vitamina C y Vitamina A, desinflamatorios como la alantoína y bactericidas como el té de árbol. 

La cafeína, el ácido hialurónico, la manzanilla, el colágeno, el hamamelis, el aceite de almendras, el aloe y la niacinamida también te pueden servir. Son ingredientes que pueden ayudar de forma eficaz a cuidar los párpados y pestañas.