calendula-flor-planta-salud-ocular

Extractos de plantas que cuidan de tus ojos: Caléndula y Hamamelis

Extractos de plantas que cuidan de tus ojos: Caléndula y Hamamelis

Las molestias oculares generalmente se pueden prevenir mediante cuidados simples. Para ello, la naturaleza contribuye con algunas de sus plantas. Tal es el caso de los extractos de caléndula y hamamelis. Estas suelen emplearse como coadyuvantes en el tratamiento de ojos irritados, cansados o enrojecidos.

Desde la época de la antigua Grecia, muchas de estas han sido utilizadas como fuente medicinal. En conjunto con unos buenos hábitos, pueden convertirse en valiosos aliados para procurar una buena salud ocular.

El uso de remedios naturales podría complementar una rutina de cuidados diarios. He aquí la importancia de conocer un poco más sobre estos.

Flor de Caléndula
Flor de Caléndula

Flor de caléndula para la salud ocular

La caléndula es una planta con fines ornamentales y terapéuticas. Es común en el sur de Europa, donde crece de manera silvestre. Soporta distintas temperaturas, aunque requiere climas cálidos para desarrollarse adecuadamente.

En su estructura química ofrece propiedades antiinflamatorias al contener triterpenos y flavonoides. Por eso, a menudo se emplea para tratar diversas patologías de la piel como roces, escaldaduras e incluso quemaduras leves.

También es conocida por su efecto antibacteriano que ayuda en el tratamiento de los ojos inflamados y resecos. Igualmente, se le atribuye un poder antiséptico con efecto refrescante y humectante para el bienestar visual.

De la caléndula se utilizan las flores y las hojas para preparar infusiones que suelen combinarse con otras hierbas como la manzanilla para aplicarse mediante compresas. Sin embargo, el sector naturista ofrece soluciones oftalmológicas formuladas a base de esta hierba para usarse como colirio.

Hojas de hamamelis para los ojos

El hamamelis es un arbusto pequeño procedente del norte de América. De este árbol se emplean las hojas y la corteza para fines cosméticos. De hecho, se emplea industrialmente en productos de belleza para prevenir o disminuir ojeras y bolsas.

Medicinalmente, es de uso tópico y destaca por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Es conocido por proporcionar alivio y un efecto reparador en los ojos.

Como remedio casero, se prepara un tónico con una porción de hojas secas en agua hirviendo. Una vez frío, se empapan algodones y se colocan directamente en la superficie de los ojos. Por otro lado, también es posible adquirir hamamelis destilado en farmacias y herbolarios. Estas suelen colaborar con el tratamiento de distintas afecciones oculares.

Flor de Hamamelis
Flor de Hamamelis

¿Cuándo utilizar extractos de caléndula y hamamelis en los ojos?

De presentarse alguna irregularidad ocular, lo mejor siempre será visitar al oftalmólogo para una debida evaluación. El especialista será quien establezca un diagnóstico y prescriba el tratamiento más adecuado.  

Mientras tanto, los remedios naturales con caléndula y hamamelis se pueden utilizar de forma preventiva o ante la aparición primaria de algunos de siguientes casos: Enrojecimiento, alergias, cansancio ocular, conjuntivitis, infecciones, exposición prolongada en la pantalla del ordenador, entre otros.

Igualmente, estos extractos naturales pueden ser parte de una rutina diaria de salud y belleza para mantener una mirada sana. Del mismo modo, en caso de que sea asignado algún tratamiento médico, se podrán utilizar estos remedios de forma auxiliar para complementar los cuidados indicados por el especialista.