Cómo utilizar las toallitas oftálmicas y para qué sirven

El bienestar general depende de numerosos factores. Uno de ellos tiene que ver con el cuidado de la vista. A través de los ojos recibimos información valiosa de todo lo que nos rodea. Tener una buena salud ocular es sinónimo de calidad de vida.

En el mercado, hay una gran variedad de productos diseñados para prevenir y combatir distintas afecciones. Las toallitas oftálmicas suelen ser muy útiles para mantener limpia esta zona. Pero, ¿cómo utilizarlas? A continuación, se explican todos estos detalles.

toallita-ojo-salud-ocular-oftalmo-banoftal

Las toallitas oftálmicas

Las toallitas oftálmicas están formuladas y testadas dermatológicamente para asegurar la óptima higiene del contorno de los ojos. Vienen envasadas de manera individual y están impregnadas de una solución especial.

Son estériles, cómodas de llevar y aún más de usar. Destacan por su amplio poder limpiador. No irritan la última capa de la epidermis ni erosionan. Están formuladas como el producto ideal para llevar a cabo la higiene diaria de las pieles más sensibles. Son aptas para bebés y destacan por ser hipoalergénicas.

Las toallitas oftálmicas de Bañoftal cuentan con ingredientes completamente naturales que hidratan, humectan y descongestionan. Por otro lado, la acción calmante y antiséptica de sus componentes mitiga las molestias oculares.

La combinación precisa de ácido hialurónico, el agua de hamamelis y el extracto de caléndula contribuye a conseguir excelentes resultados.

Principales indicaciones

Las toallitas oftálmicas se han convertido en aliadas importantes para garantizar el cuidado de los ojos. Ayudan a eliminar todo tipo de impurezas y generalmente son utilizadas para:

  • Higienizar los párpados, pestañas, cejas y toda la zona ocular exterior. Son efectivas para retirar diariamente los residuos de maquillaje o cualquier otro tipo de impurezas acumuladas. Se recomienda llevar a cabo esta práctica dos veces al día: mañana y noche.
  • Mantener limpia la piel en caso de que se produzcan secreciones por inflamaciones, alergias o incluso infecciones en el área ocular. Son ideales para extremar la higiene cuando aparecen patologías oculares como la conjuntivitis, los orzuelos, la blefaritis o cualquier otra de tipo leve.
  • Sirven para limpiar el área antes o después de llevar a cabo cualquier procedimiento quirúrgico oftálmico.
Te puede interesar  Cómo nos afecta el uso de lentes de contacto

¿Cómo utilizar las toallitas oftálmicas?

A fin de asegurar su máxima eficiencia resulta pertinente seguir las siguientes sugerencias prácticas:

  • Lavar las manos correctamente. Usar jabón y retirarlo con mucha agua.
  • Abrir el sobre y extraer el contenido.
  • Proceder a la higiene de los párpados y las pestañas (preferiblemente frente al espejo) de este modo:
    • Con el ojo cerrado, realizar un masaje suave con movimientos circulares sobre la zona del párpado y las pestañas, desde el ángulo interno al externo. De esta forma, el usuario consigue desprender con mayor facilidad los residuos adheridos.
    • Para limpiar el borde palpebral inferior es muy útil enrollar la toallita en forma de tubo. Luego, hay que pasarla con suavidad sobre el párpado varias veces.
  • Emplear una toallita para cada ojo para evitar que se produzcan posibles contagios.